lunes, 11 de mayo de 2009

Así murió asesinado nuestro compañero Carlos Palomino


Huida tras la grabación de una muerte

EL PAÍS
Siete cámaras de seguridad del metro de Madrid captaron lo que ocurrió justo antes y después de la muerte de Carlos Palomino en el metro. El saludo nazi del atacante, Josué Estébanez. El tumulto de amigos de Carlos intentando atraparle después. Dos resultaron heridos y uno de ellos sale del suburbano apoyado en otro amigo: tiene una puñalada en el costado. Josué escapó del vagón aprovechando la confusión y el polvo provocado por un extintor que arrojó uno de los compañeros de Carlos, evacuado en una camilla por uno de los vestíbulos. Estébanez salió por el otro, perseguido por los colegas del joven de Vallecas, un barrio popular de Madrid. Con la navaja aún en la mano.

La madre de Carlos defiende la difusión del video.

Reportaje: Asi murió Carlos Palomino.

8 comentarios:

marisa dijo...

A ver si se dan cuenta de lo que son capaces de hacer los fascistas que se sienten impunes. No se les puede tocar porque su diléctica de los puños y las pistolas la llevan bien aprendida. Salud y un abrazo

Clares dijo...

Qué duro, amigo. He leído las declaraciones de la madre y me estremezco. Una criatura de dieciséis años, es tremendo. Y el asesino saliendo tan tranquilo. Espero que se haga justicia.

Eusebio dijo...

Tienes razón, Marisa, encima, en la mayoría de los medios, se pone a fascistas y antifascistas, antisistema, según algunos, a la misma altura. Es una vergüenza, qué pronto olvidamos.
Salud, un fuerte abrazo.

Ya ves, Clares, tan tranquilo, la tranquilidad de años de casi impunidad. Se debe hacer justicia y los medios de comunicación deben dejar de tratar el tema como si fuesen enfrentamientos entre bandas.
Un fuerte abrazo.

Alfa79 dijo...

Cuando lo vi el pasado domingo en El País digital, en un principio no apreciaba claramente cómo había sido la agresión. El asesino tenía un estilo criminal muy "fino" y peculiar: sabía disimular bastante bien la navaja y cuando la utilizó, lo hizo con una rapidez y precisión que te encoge sobremanera. Un auténtico asesino.

Existen claros agravantes en este asesinato y sin embargo, el fiscal sólo pide 17 años de cárcel (además de otros 12 por el apuñalamiento posterior a otra persona). Me parece que es una pena tan escasa como lo irreversible en la vida de quien fue su víctima mortal.
El Código Penal ha de servir para regenerar a los culpables, pero también para que cumplan sus penas
los más descerebrados.

Saludos republicanos. Toni Sagrel.

Eusebio dijo...

Desde luego que iba dispuesto a hacerlo, Toni, se ve claramente cómo se prepara la navaja antes de que la gente entrara a su vagón.
Espero que caiga todo el peso de la justicia en este fascista asesino.
Un fuerte abrazo.

Dreamer dijo...

Hoy más que nunca...
NI OLVIDO NI PERDON

Javier Leiva Aguilera dijo...

Desde luego el muy cabrón tiene una técnica depurada. Que triste...

Eusebio dijo...

Tienes razón, Dreamer, no podemos bajar la guardia, hay que seguir luchando contra el fascismo.
Un fuerte abrazo.

Sí, Javier, un auténtico profesional del crimen, y del ejército español.
A estos elementos les sale barato.
Un abrazo, compañero.