jueves, 29 de diciembre de 2011

Lo barato que sale tener rey



Isaac Rosa

Con todos los días que tiene el año, el rey elige el de los Inocentes para publicar sus cuentas. No sé si es otra muestra de su campechanía o hay mensaje oculto, pero dará para mucha broma.

Tras treinta y tantos años de opacidad, ha tenido que corrompérseles un familiar para que de repente la monarquía se lance a una cruzada por la transparencia. Tras la transparencia de corazón –que llevó al rey a compartir su pesar por la poca ejemplaridad del yerno-, ahora viene la transparencia de bolsillo, y no sabemos si lo próximo será una jornada de puertas abiertas en palacio, o la participación en un docu-reality tipo “24 horas en la vida de un rey”.

Eso sí, transparencia, pero sin pasarse: más bien un esmerilado, pues la Casa Real no entrará en detalles al desglosar su presupuesto, sino por partidas generales, de modo que olvídense los morbosos de conocer minucias domésticas. Pero sobre todo será un destape muy parcial, de enseñar el tobillo y poco más, ya que, como contó este periódico el lunes, el grueso del gasto lo soportan otras partidas presupuestarias: palacios, viajes, seguridad o aquella lujosa cinta de correr que se cargó a la cuenta de Patrimonio Nacional.

Con el destape parcial y esmerilado de hoy los monárquicos volverán a la carga con la tabarra habitual: hay que ver lo barato que nos sale el rey comparado con los carísimos presidentes de República de otros países. 19 céntimos por cabeza, dijo un columnista cortesano días atrás, tomando los casi 9 millones de asignación directa, en vez de los 60 millones que suman todas las partidas.

Contando todo, los 19 céntimos se pondrían en un euro y pico por barba, o más si se incluye en la factura lo que presuntamente levantó Urdangarín a varias administraciones. Con todo, sigue pareciendo barato, como barato parece cualquier gasto millonario si se recurre al tramposo truco de dividirlo entre todos los españoles. Pero a quienes pretenden convencernos con tretas contables, hay que recordarles una vez más que aunque el rey fuese barato (que no lo es), muchos seguiríamos prefiriendo una república.

domingo, 27 de noviembre de 2011

9 Razones de peso para que la industria editorial deje de considerar las bibliotecas como enemigos y comience a agradecerles su labor

Por Bobbi Newman, Librarian by Day


(Traducción " a seis manos" de Maria Jesús del Olmo, Pedro Quílez Simón y Lorena Gómez Méndez)

1.-Las bibliotecas permiten que la gente lea vuestros libros.

Ya, ya lo sé: sé que pensáis que si no fuese por las bibliotecas la gente compraría más libros. Pues lo siento, pero esto no es así: si no fuese por las bibliotecas, simplemente se leería menos, pero esto no quiere decir que se comprasen más libros. No hay ninguna garantía de que un usuario de biblioteca vaya a ser también un comprador de libros. Asumámoslo: nadie que pasa cuatro meses en una lista de espera para poder llevarse en préstamo la obra de su autor favorito está dispuesto a comprársela, ni en una edición de tapa dura o, ni siquiera, en una edición de bolsillo:(¿Tenéis en cuenta los precios de las ediciones de bolsillo últimamente?) En lugar de pensar que un libro que se pone a disposición del público en préstamo en una biblioteca es una pérdida de negocio, veámoslo como un libro más que se ha vendido y que, seguramente, no lo habría sido de otro modo. Y lo que es aún más importante: consideradlo como el acceso a la obra de un autor. Muchos lectores descubren a sus autores favoritos gracias a su biblioteca pública.

2.- Las bibliotecas crean vuestros lectores

Para los niños, las bibliotecas somos un lugar mágico de las que pueden llevarse a casa en préstamo 40 o 50 libros a la semana, leerlos por sí mismos o con sus padres. Hacemos actividades como “La hora del cuento”, así como otros programas educativos y de ocio que propician una larga trayectoria vital de amor a la lectura. De no tener esta temprana introducción a los libros, no tendríais tantos clientes adultos.
Cuando ya son mayores, les recomendamos lecturas. Sí eso que sucede cuando alguien llega a la biblioteca y te dice que le gustaría leer “algo”. Que conste que lo hacemos mucho mejor que Amazon, teniendo en cuenta que somos personas de carne y hueso, que escuchamos y, por supuesto, también leemos. No somos una máquina. Y veremos si nos necesitáis como asesores del público, dado que los lectores, y especialmente en épocas de crisis, no están precisamente dispuestos a arriesgarse comprando la obra de un autor nuevo.

3. Las bibliotecas festejamos todos los días del año a libros y autores.

Clubs de lectura, estantes de nuevas adquisiciones, exposiciones temáticas y más. Las bibliotecas organizamos verdaderas fiestas para celebrar la publicación de vuestros libros y vuestros autores. Animamos a la lectura de vuestros libros, compramos múltiples ejemplares de cada libro, y dedicamos gran parte de nuestro tiempo a comentar vuestras obras. Hacemos exposiciones de libros para promocionarlos y así ayudamos a la gente a que los descubra. Todas estas actividades conducen, sin duda, al incremento de vuestras ventas.

4. Archivos

Las bibliotecas son las únicas instituciones que conservan ejemplares de los libros más viejos, precisamente aquellos que las librerías ya han saldado o devuelto. Además siempre compramos ejemplares adicionales cuando los que teníamos están deteriorados, perdidos o han sido sustraídos.

5. Promoción y publicidad

Efectivamente; ya hemos mencionado la animación a la lectura mediante consejos y asesoría al lector, los clubes de lectura y los cuenta cuentos, pero es que además publicamos boletines de libros, tenemos estantes especiales para novedades editoriales y para libros recién devueltos. Y no solo eso, además organizamos maratones de lectura para todos los públicos, invitamos a los autores a hacer lecturas de su obra en la biblioteca y a firmar libros. Si es verdad que las librerías tal y como las conocemos van a desaparecer, vais a necesitar un espacio físico donde celebrar vuestras ceremonias de promoción de libros y donde los autores puedan ir a firmar su obra, sobre todo en ciudades pequeñas.

6. QUEREMOS comprar vuestros libros.

En esta época en la que estáis tan preocupados por la piratería, os ofrecemos no solo pagar, también un modo razonable para que la gente lea vuestros libros sin piratearlos. Incluso hemos aceptado vuestros incómodos y alambicados métodos anti-piratería que hacen que el proceso sea engorroso y frustrante para todos.

7. Nos encantan los libros también.

Claro que no por las mismas razones que a vosotros, pero también apostamos porque haya un futuro para los libros.

8. ¿Quién más estaría dispuesto a pagar los precios desorbitados de vuestras bases de datos y revistas?

Desde luego, no el público normal o los estudiantes. La biblioteca apenas puede pagarlos, nos estáis criticando con demasiada dureza en esto, muchachos.

9. Los usuarios de las bibliotecas son vuestros mejores clientes.

Sí, es verdad. Un estudio reciente de Library Journal y Bowker PubTrack Consumer dice: "Nuestros datos muestran que más del 50% de los usuarios de la biblioteca compraron libros de un autor que conocieron en la biblioteca", señaló Miller. "Esto echa por tierra el mito de que cuando una biblioteca compra un libro la editorial pierde ventas. Por el contrario, confirma que en la biblioteca pública no sólo se gesta y se apoya la alfabetización, como es bien sabido en nuestro ámbito cultural, sino que es un socio activo de la industria editorial en el desarrollo del mercado del libro, por no mencionar el creciente mercado de libros electrónicos.


Más información:
http://librarianbyday.net/2011/11/23/9-reasons-publishers-should-stop-acting-like-libraries-are-the-enemy-and-start-thanking-them/

viernes, 11 de noviembre de 2011

La Biblioteca Pública, ¿otro “lujo” que no nos podemos permitir?


Pedro López López.
Rebelión



La crisis provocada por el actual capitalismo de casino va acompañada de un discurso reaccionario que nos quiere convencer de que es muy costoso mantener los derechos ciudadanos. Así, el trabajo decente es un privilegio, nos recuerdan continuamente; sanidad y educación han pasado a ser un lujo insostenible de ciudadanos mantenidos a la sopa boba; los funcionarios, una carga insoportable; las pensiones públicas no podrán mantenerse. El derecho a la cultura y a la información, en este contexto, ya parece un lujo extravagante.

Se trata de un ataque al estado del bienestar que viene ya de lejos y que se sustenta en una serie de falacias que autores como Vicenç Navarro han ido desmontando. En España el nivel de gasto social está por debajo de la media de la Europa de los 15, los países de “nuestro entorno” con los que debemos medirnos (España tiene un nivel de riqueza del 94% del promedio de la UE-15 y su gasto público social es sólo un 74%, según publicaba Navarro hace unos días); lo mismo ocurre con el número de funcionarios y otros indicadores del estado del bienestar, estado que es producto de una serie de luchas históricas para conseguir unos derechos sociales que permitan un nivel de vida digno, como proclama la Declaración Universal de Derechos Humanos (arts. 22 y 25). Los derechos económicos, sociales y culturales no son ningún lujo, sino una exigencia a la que no podemos renunciar si queremos pertenecer a una sociedad democrática. Y en una sociedad democrática no estaría mal que las prioridades económicas y la distribución de ingresos y gastos fueran cuestiones en las que la ciudadanía tuviera algún papel, y no sólo esos dos entes que se han convertido en la gran coartada: “Europa” y “los mercados”. Según la Constitución Española, tantas veces invocada cuando interesa e ignorada también cuando interesa, “la riqueza del país en sus distintas formas y sea cual fuere su titularidad está subordinada al interés general” (art. 128.1).

El ataque al estado del bienestar y la crisis económica y social provocada por prácticas económicas irresponsables socialmente, por políticas económicas erradas y por la ideología neoliberal, van enviando a millones de personas a engrosar las cifras de pobreza (¡casi 9 millones de pobres ya en nuestro país!) y exclusión social. Precisamente este escenario de crisis debería conducir a políticas de ayuda y protección a los sectores más vulnerables. Uno de los instrumentos más eficaces para ayudar a estos sectores es la educación, que, como estamos viendo va hacia un modelo de beneficencia para las capas de menor poder adquisitivo, anulando así su potencial para ayudar a que las personas puedan llevar a cabo sus proyectos vitales. Y muy directamente relacionadas con la educación están las bibliotecas públicas, que protegen los derechos de acceso a la cultura, a la información y a la educación para toda la población. Como no podría ser de otra forma dentro del modelo que se quiere imponer de “sálvese quien pueda”, las bibliotecas públicas también están sufriendo recortes inadmisibles de presupuestos, de horarios y de personal. Sin embargo, en épocas de crisis, las bibliotecas públicas sirven de refugio a millones de ciudadanos que tienen bajo nivel adquisitivo y, por consiguiente, pocos recursos.

En febrero de 2010 se redactó la Declaración de Murcia sobre la Acción social y educativa de las bibliotecas públicas en tiempo de crisis. En ella se dice que las bibliotecas cumplen una función social y educativa en todo momento, pero, “particularmente, pueden ser un recurso fundamental de inclusión y promoción social cuando la crisis económica incrementa el número de personas en paro, precariedad laboral, vulnerabilidad o exclusión social”. En épocas de crisis especialmente “hay que transmitir y hacer que la sociedad conozca la función de la biblioteca como institución de formación permanente, inclusión social y puerta de acceso a la sociedad de la información para todos”. Además, se dice, “la biblioteca debe atender especialmente las necesidades inclusivas y educativas de las personas y colectivos más vulnerables”.

Hace unas semanas el profesor José Antonio Gómez (Universidad de Murcia) decía en un foro de discusión: “Nos necesitan [refiriéndose a las bibliotecas] los cinco millones de personas en situación de desempleo, la mitad de la población española sin acceso a Internet en su hogar, los casi ocho millones de alumnos de la Educación obligatoria o más del 20% de la ciudadanía que se encuentra por debajo del umbral de la pobreza”.

No podemos seguir aceptando el discurso que sugiere que los derechos sociales no son derechos humanos, o bien que son para épocas de vacas gordas. Precisamente en épocas de crisis es cuando los derechos sociales son más necesarios, ya que son derechos solidarios y su función es garantizar un nivel de vida digno a todo ser humano, además de dar oportunidades a las capas más desfavorecidas. De hecho, en la crisis de 1929 los servicios públicos, concebidos precisamente para atender los derechos sociales, pasaron de ser un paliativo de los fallos del mercado a ser un instrumento de regulación del capitalismo.

La biblioteca es un servicio esencial para ejercer los derechos de acceso a la cultura, a la información y a la educación, sin los que el ciudadano no puede participar en la vida social y cultural. La crisis económica no debe ser una excusa para recortar presupuestos destinados a ella, sino un motivo para fortalecerla, si no queremos volver al modelo de beneficencia del siglo XIX, cuando los pobres no tenían derecho a nada, sino que recibían la vergonzante caridad de los ricos. La biblioteca pública es un derecho que debemos defender sin el menor titubeo, y más en un país líder en desigualdad económica como es España, según los últimos datos de Eurostat.

Pedro López López. Profesor de la Universidad Complutense. Miembro de la Plataforma Contra el Préstamo de Pago en Bibliotecas

viernes, 21 de octubre de 2011

24 de octubre: Día de (los recortes en) la Biblioteca

Las bibliotecas públicas españolas llegaron a la democracia en estado de shock. Las pocas que entonces existían estaban en locales inadecuados y maltrechos, con personal insuficiente, fondos escasos y obsoletos, prácticamente sin actividades culturales… tenían en común con sus homólogas europeas el nombre, pero en todo lo demás estaban a años luz.


Durante las últimas décadas la situación ha ido cambiando. Gracias a las inversiones realizadas por las instituciones, y a la profesionalidad de los bibliotecarios, las bibliotecas españolas se han ido transformando y pareciéndose más a las de otros países europeos, aunque todavía están lejos de igualarlas en cantidad de libros per cápita, personal, metros cuadrados disponibles o partidas presupuestarias.


Pero el camino recorrido en los últimos treinta y cinco años está empezando a desandarse a una velocidad de vértigo con el pretexto de la crisis. Algunas administraciones sólo saben ahorrar de lo escaso, y cuando empiezan a recortar gastos ponen inmediatamente sus ojos en la cultura. Y así, en los últimos meses van conociéndose recortes drásticos en los presupuestos de compra de materiales bibliotecarios, personal, mantenimiento de edificios, actividades... y van siendo moneda común los cierres de servicios, que a veces son parciales -y precisamente afectan a los momentos en los que los usuarios tienen más tiempo libre: los meses de verano, o los sábados- pero en ocasiones son cierres definitivos de bibliotecas municipales, sucursales de barrio, bibliobuses…


Simultáneamente se está extendiendo el proceso de privatización de servicios bibliotecarios fundamentales, como la programación y realización de las actividades culturales. Bajo el pretexto de abaratar costes se le está quitando a la biblioteca pública una de sus funciones para dársela a la empresa privada que, como es bien sabido, no actúa gratis. La consecuencia de ello es que este servicio, gestionado privadamente, se acaba encareciendo o baja notablemente de calidad.

La Plataforma contra el Préstamo de Pago en Bibliotecas siente que el 24 de octubre, Día de la Biblioteca en España, es un día de preocupación en este año 2011. Y hace un llamamiento a todos los bibliotecarios y usuarios de bibliotecas para que defiendan una biblioteca pública de calidad porque, si nadie la defiende, puede desandar en muy poco tiempo el camino que tan trabajosamente ha recorrido desde que volvió la democracia a nuestro país.

jueves, 13 de octubre de 2011

¡¡¡Indignados de todos los países, uníos!!!

El 15 de Octubre los pueblos del mundo nos unimos en la lucha




De la misma forma que se unen los depredadores del sistema financiero y se coordinan las estrategias de quienes controlan los hilos de la política, así tendremos que unirnos las personas.

El movimiento de indignados e indignadas se rebela y se extiende por el mundo porque hemos tomado conciencia de lo común de las agresiones que recibimos. Ya se han sumado más de 350 ciudades en 45 países. NO ESTAMOS SOLOS EN NUESTROS PROBLEMAS.

Este sistema lleva al planeta al desastre ecológico, mantiene a millones de seres humanos en la miseria, y provoca crisis cíclicas. En ésta muestran su verdadera cara. Unos pocos se quieren repartir lo de todos y todas. No sólo nuestro dinero, sino también nuestros derechos y nuestro patrimonio público, acumulado gracias al esfuerzo de generaciones.

Para que no tomemos conciencia de esto, necesitan una democracia raquítica, que sea dócil al poder económico, principalmente el financiero. Necesitan del engaño. El primer gran engaño hoy es convencernos de que si nos imponen sacrificios es porque son necesarios. ES FALSO.



Porque estás hart@. Llevamos tres años encarando cada día una mala noticia que a la mañana siguiente es peor. Los ‘gurús’ financieros dicen que en 2012 es posible una nueva recesión. ¿Quién puede creer, entonces, que todos los recortes que llevan aplicando funcionan?

Tenemos motivos para hacer del 15-O una jornada histórica. ¿Cuáles son los tuyos?



Porque quieres trabajo, no caridad. El trabajo es un derecho. En España hay 4.226.744 de personas desempleadas; en el mundo, 205 millones. Con un ejército de parados y paradas, las empresas aprovechan la situación para pagar menos y ofrecer peores condiciones laborales.

Porque te están explotando. El 25,4% de las personas que trabajan sufren precariedad. Más de dos millones sufren acoso en sus puestos y un total de 737 fallecieron en accidente laboral en 2010.

Porque tendrás que cerrar tu negocio. Sólo las grandes empresas reciben financiación, mientras se cierran los créditos a las PYMES. Más de 200.000 PYMES han cerrado y 350.000 autónomos han cesado su actividad desde que comenzó la crisis.

Porque no estudias para esto. Más de 136.000 personas cualificadas han tenido que emigrar ante la imposibilidad de encontrar trabajo. El 46,5% de las menores de 25 años se encuentra en el paro. ¡Nos están quitando las expectativas de futuro!

Porque la salud no es un negocio. Los recortes han comenzado. En Cataluña, un 30% menos de camas y un 40% menos de quirófanos. Consecuencia: suben las listas de espera en un 23%. Hay más de 200.000 personas sin cobertura sanitaria. El sistema público es bueno y cuesta menos que los privados de otros países. ¡Fuera los mercaderes de los hospitales!

Porque la educación es la mejor inversión. Los recortes en educación les gustan, porque los pueblos ignorantes consumen más y cuestionan menos. Este año escolar, Madrid: 2.500 profesores menos y 14.000 alumnos más.

Porque una familia necesita una casa. En propiedad o en alquiler. Más de 350.000 familias han sido desahuciadas desde que comenzó la crisis, pero tendrán que seguir pagando su hipoteca. Empresas y bancos especulan con la vivienda, que ya no es un derecho, sino un negocio. En el mundo existen 100 millones de personas sin hogar.

Porque la Banca Siempre Gana. Se llevan a precios de saldo las Cajas de Ahorro después de que se han inyectado más de 20.000 millones de todos los españoles. Nos meten en la crisis, reciben dinero barato y ayudas públicas y se reparten beneficios y retribuciones escandalosas.

Rodrigo Rato ganará 10,15 millones al año como ejecutivo de Bankia.

Porque tu pensión no es millonaria. Mientras los gestores de los bancos y cajas causantes de la crisis se aseguran pensiones millonarias, aprueban una reforma para que el resto trabajemos más años y cobremos menos. Mediante falsas alarmas sobre la sostenibilidad del sistema de pensiones se incentiva completar la jubilación con planes privados (gestionados por ‘los mismos’ que nos han arruinado). No caigas en la trampa.

Porque los ricos no contribuyen. Las leyes les favorecen y, aun así, defraudan y se llevan su dinero a paraísos fiscales, no contribuyendo a los ingresos del Estado. El fraude y la evasión suponen, como mínimo, 80.000 millones de euros menos para las arcas públicas. La familia Botín tenía en Suiza 2.000 millones.

Porque viniste para mejorar tu vida. Pero más del 40% de las personas inmigrantes que trabajan lo hacen sin Seguridad Social y mal remuneradas.

El 42% de los controles policiales vigilados se realizan para detener a personas por sus rasgos faciales y color de piel. Más de 16.500 personas son encarceladas cada año en los Centros de Internamiento para Extranjeros sin haber cometido ningún delito, muchas de las cuales sufren malos tratos.

Porque usarán tu sed para forrarse. El Canal de Isabel II es un monopolio sin riesgo, sin competencia, con beneficios y con liquidez inmediata, no permitas que te lo privaticen. Hoy el agua es buena y barata. La experiencia mundial de otra privatizaciones nos indica que será peor y más cara.

Porque robaron tus sueños. El suicidio se ha convertido en la primera causa de muerte no natural en España, por encima de los accidentes de tráfico.

Más 150 millones de personas padecen depresión; tres millones sólo en nuestro país.

El 64% de la población activa declara no estar contenta en su trabajo.

Porque la dignidad no se compra. Todos los seres humanos nacemos libres e iguales en dignidad y derechos. No somos mercancía en poder de los mercados financieros. No sucumbamos al consumismo y a la distracción mediática mientras nos recortan la vida. Nosotros y nosotras somos quienes creamos la riqueza.

Porque queremos recuperar nuestra soberanía. Los poderes financieros provocan la crisis de la que están obteniendo espectaculares beneficios. Esos poderes marcan la hoja de ruta de los gobernantes para imponernos recortes. En España, nuestros responsables políticos han reformado la Constitución, con urgencia y sin transparencia, en un bochornoso ejemplo de sumisión.

Exigimos participación ciudadana, satisfacción de necesidades esenciales y garantía efectiva de derechos fundamentales.

Porque un sistema injusto no se sostiene. El 2% de la población mundial posee más de la mitad de la riqueza global mientras un tercio de la población vive con 0,93 euros al día. Mil millones de personas padecen desnutrición, en su mayoría mujeres y niños. 884 millones de personas viven sin agua potable en el mundo y 2600 millones no cuentan con los servicios mínimos de saneamiento. 1,3 millones de personas fallecen cada año por la contaminación atmosférica.



¡Esto no funciona!

¡Sal a la calle! ¡Crea otro mundo!




viernes, 7 de octubre de 2011

Declaración de Pablo Hasel tras su detención y puesta en libertad


Pablo Hasel


Trataré de resumir al máximo ahorrando anécdotas aunque las haya para un libro e intentando mostrarme lúcido y claro pese a los días que hace que no pego ojo en condiciones. Esta declaración la firmo única y exclusivamente yo, sin presencia de abogado ni presión alguna por parte de alguien.


El Martes 4 de octubre fuí detenido en la calle por la Policía Nacional alrededor de las 10 de la mañana. Me comentan que es por un supuesto delito de enaltecimiento del terrorismo, acto seguido me meten en un coche y ya esposado me llevan a mi domicilio a practicar un registro “buscando material informático”. Por cosas que me dicen se que me han estado siguiendo tiempo y que no es la primera vez que pisan mi calle. En total hay unos diez policías dentro del piso y si se suman los de abajo ya ni se. Esposado en mi habitación contemplo como buscan por todos los rincones ese “material informático” del que poco van a encontrar más allá de un ordenador portátil, algún pendrive con música y poemas o una cámara de fotos. Estoy tranquilo porque se que no tengo nada escondido ni que ocultar, a la vez es tremenda la impotencia de ver como se llevan diarios personales, fotos de recuerdo con mis parejas, letras, poemas, etc. También se llevan libros como si de la época de Hitler se tratara. ¿Qué democracia es esta en la que libros son secuestrados? La misma que golpeaba a estudiantes armados con libros y a periodistas que cubrían la notícia de las protestas contra la ley Bolonia, por ejemplo. Lo que más me enerva es que se lleven los dos ordenadores con los que mi familia trabajaba pero aunque los medios de manipulación traten de intoxicarlos saben de sobras que tengo de mala persona lo que la OTAN de pacifista. Prometen que los devolverán pronto pero eso aún está por ver, otros a quienes les han practicado similares registros no cuentan lo mismo. Percibo en las caras de algunos agentes que sienten vergüenza de tener que acatar las órdenes que les llevan a realizar semejante operativo contra un chaval que no posee más arma que la voz y que no tiene ninguna intención de practicar la lucha armada aunque a veces el cabreo ante tanta injustícia le haga escribir desde la rabia sin autocensura, pero sobre mi manía de decir lo primero que pienso ya comentaré algo luego. La abogada de oficio también alucina, no le puede cuadrar que alguien así sea registrado cual talibán.


Tras más de tres horas efectuando dicho registro, me llevan a urgencias a que me efectúen una revisión. Esperamos más de dos horas para cinco minutos de atención, que oficialmente las urgencias de Lleida sean las peores de Catalunya no es broma. A mi en ese momento no me importa esperar, pues esté donde esté estaré esposado, pero imagino que los enfermos se acordarán de la madre de esta sanidad cada vez más recortada. Una vez finalizada la revisión me llevan a Madrid y ahorrándome detalles pasaré a las diez de la noche, hora aproximada de llegada y a la que me llevan al hospital a por otra revisión. Esta vez esperamos tres horas y pico.

Posteriormente me llevan a comisaría y allí espero a que llegue mi abogado de oficio. En honor a la verdad he de decir que no me torturaron ni trataron mal, puntualizo que ya era bastante tortura el registro que me habían hecho y estar detenido por escribir sin tapujos. No he de dar las gracias por que no me golpearan, lo normal debe ser que un policía respete tu integridad pero vivimos en un Estado con demasiadas denuncias de Amnistía Internacional, entre otros organismos, por torturas.


Cuando llega mi abogado procedo a declarar siempre esposado y la cosa se alarga hasta las cuatro y media de la mañana cuando tras contestar a numerosas preguntas me trasladan al calabozo. Compruebo en la declaración que saben más de mi que muchos amigos: los sitios donde he estado a lo largo de un año y pico, mis cuentas de internet de hace años, blogs que ya no están activos, etc. Ya en la celda no se me facilita un colchón y “duermo” en el suelo hasta que ya cuando la noche ha terminado un policía con mejor fondo que el que me había trasladado percibe que no tengo y me ofrece uno como es costumbre con todos los reclusos. Tras media hora de sueño me despiertan y me llevan directamente sin posibilidad de aseo o desayuno a la Audiencia Nacional.


Tras esperar un rato tomo declaración ante el juez y en resumidas cuentas me cita varios versos en los que se me acusa de enaltecimiento del terrorismo. Como había comentado en la declaración anterior, que es terrorismo y que no, llevaría a un debate de horas y de reproches al sistema capitalista tan experto en cometer un genocidio diario alrededor del planeta o de practicar, por ejemplo, el terrorismo laboral entre incontables más. Hay muchos tipos de terrorismos de los que no interesa hablar al poder y que suceden a diario. Como no dispongo de tanto tiempo ni creo que el señor juez estuviera dispuesto a escucharme, le comento la realidad evidente de que esos versos más explícitos los escribí en una época en la que mi filosofía era otra y no hacía más que dar pretextos al sistema para detenerme o hacerme quedar como un terrorista desfasado. Hace ya tiempo que doy un mensaje más inteligente y elaborado pero no me detuvieron en aquella época porque tal vez no estaban cerca las elecciones o la falsa democracia no se dejaba tanto en evidencia, pero deteniéndome ha vuelto a desnudar a su dictadura del capital. A los que aspiramos a un mundo más justo nos impiden con violencia que podamos ejercer multitud de derechos democráticos ¿cómo no vamos a estallar a veces?


Le pongo el ejemplo de que si su señoría discute con alguien y tiene ganas de partirle la cara seguramente su racionalidad le llevará a no hacerlo. Le digo que si escribiera seguro que comentaría al folio las ganas que tenía de partirle la cara al susodicho y en caso de que grabara para desahogarse haría una canción, eso hago yo cuando estoy harto y no quiero coger las armas.

¿Acaso si tan “terrorista” fuera no hubiera iniciado ya la lucha armada? Pero le vuelvo a comentar que ese no es mi camino y que sí, hay cosas que podían decirse de otra manera pero mis ideas no las pueden cambiar. ¿Deben detener a miles de escritores o guionistas por apología a la violencia en sus libros o películas? Yo no hago apología a la violencia porque no la practico ni tengo antecedente alguno derivado de esta. Muchas de mis canciones narran hechos que han pasado y que cada uno saque sus propias conclusiones. No les voy a dar más pretextos fáciles para que puedan volver a por mi, eso es lo que quisieran muchos de los que ensalzan al franquismo no sólo sin ser detenidos, sino con libros en las secciones principales de las librerías o aquellos que disfrutan viendo aumentar los ceros de sus cuentas ante una nueva guerra por petróleo o diamantes. Ya se sabe que en este Estado hay libertad de expresión para decir lo que quieren escuchar o para ser de derechas, de lo contrario te silencian, te criminalizan o te persiguen. Le dejo claro al juez eso de lo que ya me había dado cuenta hace tiempo: no haré más letras desfasadas pero sí seguiré siendo un comunista consecuente dando el mensaje inteligente y trabajado que los poderosos más temen porque se quedan sin argumentos. La fiscal pide mi libertad con cargos y ando a la espera de conocer la sentencia final mientras tengo que ir a firmar cada dos semanas al juzgado sin poder abandonar el país, vigilado hasta las trancas por quienes me detuvieron por órdenes evidentes.


Al salir a la calle me sorprende la cantidad de prensa que hay. Lo llego a saber y me preparo un discurso pero ni me lo esperaba y habiendo dormido sólo media hora con la cabeza a punto de estallar sólo se me ocurre responder a dos preguntas: a la de si seguiré cantando respondo que claro y a la de si hago enaltecimiento del terrorismo le respondo que son el PP y el P$OE quienes lo hacen apoyando guerras en el tercer mundo y vendiendo misiles a los genocidas de Israel.


Podría haber dicho muchísimo más pero sólo tengo ganas de respirar y hablar con mis amigos. Son sólo los medios minoritarios los que luego reproducirán mis palabras, las grandes cadenas las censuran porque sólo les conviene sacar frases fuera de contexto y criminalizarme inventándose graves falacias como la de que apoyo a Al Qaeda y esto es serio.



Si algo he hecho siempre ha sido condenar a Al Qaeda. El 11 M fue una barbaridad a cuyas víctimas inocentes dediqué una canción, pero claro, ni la pondrán en sus telediarios ni comentarán nada los periódicos como de mi solidaridad con los olvidados y oprimidos que ni siquiera tienen algo que llevarse a la boca mientras los occidentales que les saquean habitan en mansiones. Pablo hasel se centra sobretodo en eso pero ahora sólo conviene dejarlo como un diablo sanguinario pro Al Qaeda. Si yo soy un villano no se que serán los que hacen videojuegos disparando a inmigrantes y seguramente ocupen el gobierno en breve. Me repatea que manipulen hasta tales extremos, ejerciendo una clase de terrorismo mediático (¿cuándo serán detenidos?) cuyo único fin es desprestigiarme y hacerme daño. Hoy he llamado a La Sexta, uno de esos canales que han vertido semejante acusación exigiéndoles que pidieran disculpas y me han dicho que me llamaban los responsables en breve pero ha pasado casi un día y aún espero la llamada. Pienso denunciarles aunque imagino que saldrán airosos, como si me hubieran acusado de comer chipirones con mayonesa. No tienen vergüenza y lo peor es que luego se hacen llamar periodistas. También me acusan de haber llegado aquí por fama, claro, pagué a los más de 10 policías que había en mi casa para que se llevaran mis únicas posesiones, mis canciones que andaban por salir, mi libro de poemas que iba a ser editado en breve, mis recuerdos, mis diarios personales… También me puse yo las esposas para que no pareciera un montaje, ah, y estuve tirado en el suelo del calabozo sin colchón para hacerme el duro. Pero en fin, no perderé más el tiempo con sus especulaciones propias de los programas basura que tanto critican para luego hacer cosas incluso peores. La manipulación es el motor de este sistema insostenible a todos los niveles. Por cierto, también se ha dicho que he dedicado una canción al camarada Arenas “líder de los GRAPO” y no, en todo caso la dediqué al secretario del PCE (r) puesto que jamás ha realizado una acción armada y los GRAPO eran una guerrilla armada. Si quieren guerra verbal al menos que jueguen limpio. El delirio de ciertos medios llega a puntos tan enfermizos en que cogen versos míos dichos en cachondeo y los toman al pie de la letra. Como tengan que hacer lo mismo con todo el arte ya pueden detener a medio planeta, como tengan que encerrarme por odiar a los gobernantes ya pueden meter a más de media España.


Independientemente de diferencias ideológicas, lo que es evidente es que con mi detención se ha cometido una violación de la libertad de expresión intolerable y de que como dijo alguien de cuyo nombre no me acuerdo: “quien le cierra el camino a la revolución pacífica se lo abre a la violenta” Sí, he dicho cosas duras y sólo se han quedado con ellas dándoles el sentido que quieren obviando la mayoría de mi contenido lírico pero aún así, a mi nadie puede obligarme a quien admirar o por quien sentir pena si muere. Por esa regla de tres que detengan a mis enemigos cuando yo fallezca y sonrían. Si tanto les molesto que dejen de darme la razón oprimiéndome, pero vamos, la razón nos la dan a diario a quienes no nos conformamos con un sistema que comete su genocidio diario impunemente. Sólo faltaría que encima no pudiéramos cabrearnos cuando nos recortan los derechos y pretenden que únicamente seamos sus robots, sus máquinas sin espíritu crítico ni solidaridad, que no es lo mismo que la caridad. Los mass media me han hecho el protagonista de algo en lo que no me dejan ni participar, tremenda paradoja. Pueden verter todo tipo de especulaciones pero no me otorgan la opción de defenderme, otra vez la dictadura decorada retratándose. No, si en el fondo van a ser ellos quienes vuelvan revolucionaria a gente ajena a conocer que de la política depende casi absolutamente todo, sus vidas por si fuera poco.



Pueden pintarme como un diablo que la gente no es tonta y quienes me conocen saben como soy: no soy yo quien apoya bombardeos a hospitales y colegios, no soy yo quien impide referéndums democráticos, no soy yo quien tiene cochazos de lujo y mansiones a costa de la explotación y de la miseria ajena, no soy yo quien mira hacia otro lado ante la injustícia, no soy yo quien quiere acabar con los servicios públicos, no soy yo quien abre brechas a gente sentada pacíficamente, no soy yo quien usa las armas para perpetuar las abismales desigualdades sociales, no soy yo quien no respeta las libertades de la mujer, no soy yo quien recibe dinero del Estado para esconder a pedófilos y expander la homofobia, no soy yo quien quiere financiar misiles para que niños no puedan tener una infancia, no soy yo quien quiere un sistema esclavista, no soy yo quien tiene canales de TV y periódicos para bendecir al fascismo, no soy yo quien permanece impasible ante una historia que en demasiadas cosas parece anquilosada en la edad media, no soy yo quien inventa armas de destrucción masiva para masacrar pueblos, no soy yo quien impide una sociedad donde el ser humano sea muchísimo más que una cifra al servicio de una minoría elitista, no soy yo quien cierra los ojos y no lucha por el futuro de la humanidad y del planeta al fin y al cabo cuyos “amos” arrasan sin contemplaciones por unos trillones más, no soy yo quien se nutre del racismo para ganar votos…¿sigo? Como he dicho antes el tema del terrorismo daría para tantísimo… Seguramente me acusarán de hacer demagogia pero es lo único que saben decir cuando andan faltos de argumentos ante la insultante evidencia. No soy yo quien detiene a alguien que aprieta fuerte el bolígrafo cansado de que importe más si la duquesa de Alba se casa que arreglar de una maldita vez un mundo que citando al gran Galeano “está harto de estar patas arriba”


El mundo al revés me detuvo el martes y no a quienes sí practican una amplia gama de terrorismos. Que citen rimas mías como estas:


Pueden poner al Che en una camisa mientras le llaman asesino

y hacerme quedar cual psicópata cuando sólo rimo

los versos que no dejaron acabar a Jara y a tantos,

pero la historia dispara más claro de lo que canto,

gritando que la avarícia crónica es el terrorismo

que nos lleva a los humanos a autodestruirnos.

Pueden encerrar a la libertad y llenarla de mierda

Que las heces son efímeras pero la libertad eterna.



lunes, 3 de octubre de 2011

Rebelión en las aulas: el derecho a protestar.

Marisa Peña


“Verdaderamente, vivo en tiempos sombríos” B.Bretch

Como docente que soy, verdaderamente vivo en tiempos sombríos. Ojalá los padres y todos los ciudadanos que creen en la necesidad de los servicios públicos dejen de criminalizarnos, porque para la gran mayoría del profesorado enseñar es una vocación, una apuesta por el futuro de las generaciones venideras, que nos llena de orgullo y de satisfacciones, y por cuya dignidad merece la pena luchar.Los que hablan tan mal de los docentes, desde el odio, la rabia, la envidia y la difamación, han debido tener una pésima experiencia, lo lamento de verdad.


Aunque muchos se empeñen en defender lo contrario, los profesores sí estamos argumentando, explicando e informando.Y los recortes existen, porque ocho profesores menos por centro es recortar,y hacer de lo que era una excepción una generalidad (dar afines, no tener horas para extraescolares, ni para biblioteca,ni para guardias…) es recortar. Todavía hay gente que cree que hacemos huelga porque nos aumentan dos horas lectivas…pues si son tan zafios e ignorantes se merecen la educación que les quieren poner…¿a sus hijos, o a los hijos de los demás? Yo me quedo con los que han entendido, y saben las verdaderas razones.


Y por si alguien duda de que este descontento no está manipulado por ningún sindicato y nace directamente de razones objetivas y es perfectamente legítimo,no una rabieta de consentidos privilegiados, aquí dejo el comunicado emitido por la asociación de directores de la Comunidad de Madrid, todos ellos de diferentes ideologías movidos por un interés común: la educación pública y el buen funcionamiento de los centros. Los centros escolares no son oficinas, ni fábricas, ni grandes almacenes, y no puede aplicarse a su organización la mentalidad mercantilista ni los principios que mueven la gestión de empresas. El derecho a reaccionar cuando algo es inaceptable es incuestionable. ¿Que deberíamos haber reaccionado antes? Seguramente…Pero las revueltas no piden fecha ni hora en el calendario de la historia, ocurren cuando diferentes malestares concurren en un único punto y todo estalla. Este comunicado lo explica perfectamente y quien no quiera entender que no entienda. Que hay otros peor no es argumento: siempre habrá quien esté peor, pero no por ello debemos renunciar a reivindicar nuestros derechos. Que haya “x” millones de parados (una cifra siempre injusta ,siempre vergonzosa, siempre trágica en cada historia que encierra) no es razón para degradar los trabajos y aguantar cualquier condición con tal de mantenerlo. No vale todo, la dignidad y los derechos no pueden ser pisoteados con la excusa de la crisis y la austeridad.

Los que trabajamos en ella sabemos que la escuela pública tiene muchos retos que cumplir y mucho que mejorar, y algunos trabajamos para cumplirlos; pero también sabemos que con recortes de personal y de inversión no se facilita esta tarea. El debate sobre la educación debe abrirse ya y no cerrarse en falso; los profesionales estamos convencidos de que, si no se cuenta con nuestra opinión y nuestra experiencia, y no se valoran nuestras sugerencias ni se aceptan nuestras peticiones, la batalla está perdida y los grandes perdedores no somos nosotros, son los estudiantes que, por diferentes razones, optan por la pública para su formación. Vivir en sociedad precisa de un valor llamado solidaridad, y la justicia social nunca se conseguirá sin las prestaciones sociales básicas entre las que se encuentra la educación. El individualismo y el deseo de enriquecimiento personal como objetivo vital y muestra del éxito es la opción que mantienen muchos ciudadanos, esos mismos que consideran que la inversión pública es un gasto inútil e innecesario; pero olvidan que no están solos, y que sólo se sostienen porque otros, de momento, aguantan sin moverse el frágil castillo de naipes de esta economía basada en la desigualdad y el consumismo sin tregua. El descontento de los pueblos no es algo baladí, y se fragua lentamente… pero su estallido puede ser inmediato y de consecuencias imprevisibles. Protestar, pedir explicaciones, exigir que se nos escuche y se nos respete es un derecho que todos los ciudadanos deberíamos exigir siempre.Los profesores de la Comunidad de Madrid estamos ejerciendo ese derecho democrático que muchos de nuestros políticos se empeñan en no reconocer. De momento, y hasta que nos dejen (pues han empezado las amenazas, las coacciones y los expedientes)lo seguiremos haciendo. Le pese a quien le pese.

jueves, 29 de septiembre de 2011

Homenaje a Gervasio Puerta en San Fernando de Henares






De izquierda a derecha, Mirta Núñez, Gervasio Puerta, Julio Setién y Antonia Arenas.


Gervasio Puerta, presidente de la Asociación de Ex-presos y represaliados políticos Antifranquistas recibió el homenaje del ayuntamiento de San Fernando de Henares.

El acto tuvo lugar el pasado 20 de septiembre en el Centro de Participación ciudadana “Marcelino Camacho”, en la sala “Marcos Ana”, por lo que estuvo “acogido” por otros dos luchadores por la libertad y la democracia.

La presentación corrió a cargo de Antonia Arenas, concejala Nuevas Tecnologías y Participación Ciudadana.

Mirta Núñez, historiadora y profesora titular en el Departamento de Historia de la Comunicación Social, en la Universidad Complutense, nos acercó a la figura de Gervasio.

Nos mostró su vida como miliciano y teniente en el Ejército Popular regular republicano; su paso por el campo de concentración francés; su vuelta al oscurantismo franquista, al reencuentro con su madre en una familia republicana en una situación crítica por la dictadura fascista. Gervasio siempre estuvo rodeado de un mundo femenino a la altura de su lucha.

“Participó activamente en la reconstrucción del Partido Comunista de España. Desde la cárcel hacía textos en miniatura que camuflaba en los lugares y objetos más diversos para que llegases a la redacción de Mundo Obrero o al extranjero para que conociesen en todo el mundo los horrores de la dictadura”, nos cuenta Mirta Núñez.

Julio Setién, alcalde-anfitrión, que introdujo la intervención del homenajeado, nos recuerda que luchadores de la edad de Gervasio Lastra, como el autor de “Indignaos”, Stephane Hessel o José Luis Sampedro, están participando activamente animando a la gente a que reaccione ante las injusticias que estamos viviendo.

Gervasio Lastra se mostró muy contento de estar una vez más en San Fernando de Henares, nos recordó que ya había estado en el municipio en los años 70 y 80. Y agradeció al alcalde el homenaje y su hospitalidad.

Tuvo un recuerdo muy especial para sus compañeros de lucha como Julián Grimau o Simón Sánchez Montero, hoy desaparecidos.

“Hacer el libro no fue fácil ya que no soy escritor, son simplemente las memorias de un obrero, un luchador por la libertad”, nos decía refiriéndose a su libro “Palomas tras las rejas”.

A veces, echando la vista atrás, se pregunta si todo lo que ha escrito pudo pasar en realidad, dada la intensidad de todo lo vivido por este hombre.

Nos comentaba la dureza de aquella época en Francia pero también quería señalar que fueron años de muchas satisfacciones personales, aunque llena de peligros por la ocupación nazi y por la dictadura franquista que se vivía en España.

Para él, fue una especie de milagro que no le hubieran detenido en más ocasiones, aunque lo achaca a las medidas de seguridad que adoptaba para cada uno de sus movimientos durante la clandestinidad. Tiene un recuerdo muy especial para las personas más allegadas que le apoyaron.

En su libro describe las duras condiciones de vida que tuvo en la cárcel de Burgos y la lucha que llevó a cabo para mejorar la vida dentro de la prisión.

En ese mundo tan hostil de la cárcel se las ingeniaba para camuflar los textos políticos en los lugares más insospechados como el interior de una tarjeta postal, entre las hojas de los libros, azulejos de los baños, rincones de la cocina, muros, interior de un cigarro; utilizando tinta invisible o en el doble fondo de una cacerola.

Recuerda que su vuelta a España fue especialmente difícil. Pasando por Figueras, caminando de noche y camuflándose durante el día. Su llegada a la casa familiar de Madrid no fue nada “discreta”, todo lo contrario, sus familiares y amigos no pudieron reprimir su alegría por el reencuentro y no guardaron el silencio que se requería en una casa propiedad de una persona partidaria de la dictadura. A pesar de ello, la casera no le delató por las buenas relaciones que mantenía con su familia y se pudo quedar en España definitivamente.

Como reflexión final, Julio Setién comentó que este hombre, tan humilde, es un ejemplo a seguir para todos nosotros y recordó que sin lucha no se consigue nada. Y se refirió también a las actuales reivindicaciones de la gente por mejorar la educación, la sanidad o la vivienda.

Este homenaje a Gervasio Puerta sirvió también para presentar su libro “Palomas tras las rejas”, editado por Endymion.

Este luchador, a sus 90 años (Milagros, Burgos, 1921), se despidió del auditorio con un sorprendente “no quiero cansaros más”, haciendo gala de su estupenda forma física y de su sentido del humor.

domingo, 25 de septiembre de 2011

En defensa de la Biblioteca de Ciudad Rodrigo (Salamanca)

Desde la Plataforma Contra el Préstamo de Pago en Bibliotecas queremos mostrar nuestra solidaridad con las vecinas y vecinos de Ciudad Rodrigo (Salamanca), quienes llevan desde el mes de julio movilizándose y reclamando a su Alcalde que cumpla con su compromiso electoral y no cierre la Biblioteca de Verano ni elimine la programación invernal de animación a la lectura (“Biblioaventuras” y “Navidades en la Biblio”).

Desde esta Plataforma queremos manifestar que:

- Los servicios de biblioteca pública son servicios públicos y, como tales, deben garantizar el derecho de todas las personas al acceso a la cultura, la información, la formación y el ocio.

- La gestión de estos servicios, al tratarse de bibliotecas públicas municipales, es responsabilidad del Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo, en este caso.

- Las bibliotecas, como cualquier servicio público, no buscan una rentabilidad económica, sino social.

- Reconocidos organismos internacionales como la IFLA (Internacional Federation of Library Associations and Institutions) y la UNESCO definen perfectamente cuál es el papel de una biblioteca pública, y recomendamos a las autoridades responsables del cierre de la Biblioteca de Verano y de la supresión de la programación invernal de fomento de la lectura, la consulta de sus pautas y declaraciones para despejar cualquier duda (http://archive.ifla.org/VII/s8/unesco/span.htm y http://unesdoc.unesco.org/images/0012/001246/124654s.pdf).

- Es totalmente injusto que zonas que jamás han tenido los mismos recursos que otras (pueblos, barrios, periferias, etc.) ni en las llamadas “época de bonanza”, vean ahora cómo disminuyen sus opciones.

- Es inadmisible esta medida cuando en el programa electoral del Partido Popular, ganador en Ciudad Rodrigo de las elecciones municipales del pasado mes de mayo, se reflejaba un compromiso explícito con la Biblioteca y la consolidación de proyectos de animación a la lectura.

- La excusa del equipo de gobierno mirobrigense es, una vez más, la crisis económica. Pero la crisis no la hemos provocado los/as ciudadanos/as, y nos resulta una excusa manida y falsa. Por eso nos hacemos eco de un fragmento del manifiesto leído en la concentración del 18 de julio de 2011 en Ciudad Rodrigo: “Fondos económicos hay, es cuestión de prioridades, la nuestra está clara: ¡LA CULTURA!”.

Desde la Plataforma Contra el Préstamo de Pago en Bibliotecas queremos además mostrar nuestro apoyo a las diversas movilizaciones contra los recortes en la Biblioteca organizadas por FEVESA (Federación de Asociaciones de Vecinos, Consumidores y Usuarios de Salamanca y Provincia) Zona Ciudad Rodrigo, y felicitar y animar especialmente a las niñas y niños que acuden a reclamar su espacio y sus derechos.

Por eso queremos dar difusión a la nueva convocatoria y animar a toda persona que pueda a acudir a Ciudad Rodrigo el sábado 17 de septiembre a una manifestación que saldrá de la Avda. Agustín de Foxá, a las 12:00h.

El objeto de la convocatoria de FEVESA Zona Ciudad Rodrigo es doble:

“1.- Por una parte llevar a cabo al mediodía de ese día, el 17 de septiembre, un nuevo acto ciudadano de fomento y animación a la lectura consistente en la liberación masiva de libros para todas las edades: pequeños, jóvenes y adultos; acopio de libros que será el resultado de los que ya hemos conseguido las AA.VV. y de los que toda persona o colectivo que desee colaborar nos puede hacer llegar a cada Asociación de Vecinos desde ya.

2.- Por otra parte con esta nueva convocatoria vamos a seguir pidiéndole públicamente a nuestro Alcalde que cumpla su palabra, su compromiso del 22 de mayo: “Consolidar los proyectos de animación a la lectura como parte esencial del funcionamiento y dinamización de la Biblioteca Municipal”.

POR UNOS SERVICIOS BIBLIOTECARIOS PÚBLICOS, DE CALIDAD Y SIN RECORTES.

martes, 23 de agosto de 2011

Se acabó el macrobotellón


Se acabó. Cada mochuelo a su olivo. Por fin terminaron las Jornadas de Macrobotellón de la Juventud católica (JMJ).

No sé si serán muy católicos, lo que sí sé es que son muy cerdos. Solo hay que ver cómo han dejado el aeródromo de Cuatro Vientos, donde el señor Ratzinger, presidente de la gran multinacional del Vaticano, les ha dado a sus seguidores sus consignas.

¡¡Qué vergüenza!! ¿Qué pasa, que los que han hecho el macrobotellón en el aeródromo no podían haber limpiado toda la basura que han dejado? Acabo de ver en TVE la noticia y es una auténtica vergüenza ver cómo lo han dejado todo. Pero, eso si, la periodista que ha cubierto la información, no ha hecho ni una referencia al comportamiento de los cerdos que han ocupado estos días el aeródromo.

Y también algún que otro violento ultracatólico.

Aparte de eso, la visita de Ratzinger nos ha mostrado lo peor, lo más violento, de los policías antidisturbios del régimen. Espero, es un decir, que investiguen a estos matones y a los que han dado las ordenes de cargar contra personas indefensas y pacíficas.

Muy chulitos se ponen; con pistola, porra, casco y demás, es muy fácil ponerse macarra y pegar a todo lo que se mueve. Además, yendo en grupos numerosos y contando con la ventaja del anonimato (no van identificados, como es su obligación), es facilísimo insultar, amenazar gravemente y humillar a gente indefensa y pacífica.

El Estado español no debería tener en nómina a este tipo de elementos, corre el riesgo de ser equiparado a otros regímenes no democráticos.

Menos mal que dentro de unos días empezarán las dimisiones, los expedientes, las sanciones, las expulsiones... en el gobierno y ministerio del Interior español por estos días de represión policial que nos están haciendo vivir. Hay que tener confianza, hermanos...

El régimen represivo de Juan Carlos de Borbón no tiene nada que envidiar a los otros regímenes a los que tanto les gusta citar los grandes medios de comunicación españoles. Hay muchos vídeos circulando por la Red que pueden servir como ejemplo del anormal comportamiento de la policía durante la visita del jefe de la multinacional Vaticano.

Por fin se han ido; que encuentren tanta paz como descanso dejan. Y, si es posible, que no vuelvan.

domingo, 21 de agosto de 2011

Solo por informar


Daniel Nuevo

Vuelvo en el metro camino a casa. Hace diez minutos estaba en la calle Atocha tirado en el suelo recibiendo porrazos, puñetazos y patadas por parte de nuestras Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. ¿Por insultar? ¿Por provocar? ¿Por arrojar objetos? Pues no. Solo por fotografiar una agresión policial a una chica que cometió el delito de pasar por allí y no llevar mochila del JMJ.

Tras la carga policial en la Calle Carretas, hubo una aparente calma. Vi a un grupo de 15 integrantes de las FCSE dirigirse por la calle Atocha en dirección a la parada de metro de Antón Martín. Un grupo de personas entre las que había peregrinos e integrantes de la concentración laica de Sol bajaba por la acera contraria. Decidí seguir la “expedición”. De entre el grupo se oyeron algunos insultos dirigidos a los policías. De repente, la policía cortó la calle. Interrumpieron el tráfico y crearon una barrera que impedía el paso. Iba a la altura de ellos y tras identificarme como fotógrafo me ordenaron situarme detrás de ellos.

Comenzaron a filtrar a la gente que podía pasar en función de la mochila que llevaban. La primera chica que no llevaba mochila de la JMJ fue inmediatamente identificada como la que les había insultado. Había más gente, pero él (en todo momento fue la persona que estaba al mando quién llevó la voz y mano cantante en las palizas) necesitaba su dosis de ostias. Primero fue un tortazo, después un porrazo tras otro. En ese momento comencé a hacer fotos, 2 exactamente. El flash me delató, y dirigió todas sus energías hacia mí. “La cámara, dame la puta cámara” fue lo que escuché inmediatamente antes del primer porrazo.

[+ Info]


[Video]






jueves, 18 de agosto de 2011

Los palos gratis de la poli

Lidia Ucher


Son las 2:36 de la madrugada del 18 de agosto. Todavía no sé qué me ha pasado hoy. Sólo sé que he sentido miedo y todavía tengo mucho miedo metido en el cuerpo. He sentido que mi suerte esta noche estaba en manos de quien debía protegerme como ciudadana, y me temí que no iba a ser la mejor de las suertes:

-¿A quién vas a denunciar, gilipollas, a la policía? Atrévete a decir que la policía te ha robado 6.000 euros esta noche, a ver si alguien te cree. No te atrevas a probar el asiento, no... al suelo!!!

Esa tarde salí a la calle sólo a manifestarme a favor de un Estado que respetara su ACONFESIONALIDAD, y que no diera privilegios a creyentes de una religión sobre ninguna otra creencia. Me han educado en el catolicismo, sí, y respeto, soy tolerante con todas las creencias. Porque yo creí hasta que dejé de creer, gracias en parte a mi educación, a mis lecturas de filosofía, a mi carrera universitaria de Periodismo. A mis viajes, a mis amigos y amigas de creencias musulmanas. Me hicieron ver que hay muchas maneras de tener fe, de ver el mundo, de vivir.

Esta tarde salí a la calle de forma pacífica, como siempre, sin ni siquiera, esta vez, hacer fotos ni publicar en las redes sociales. Quería estar allí, reunirme con mis amigas y amigos, con Carlos, con Yolanda, con María, con Jonás. A todos los pude encontrar en la plaza Jacinto Benavente. Estaba feliz de compartir con ellos una tarde de agosto en Madrid, mientras decido los siguientes pasos a dar.

Nos despedimos de parte del grupo en la misma plaza. Seguimos adelante hacia Sol, entramos en la plaza. Vuelvo a sentir la emoción de los primeros días de mayo. Nos quedamos en Puerta de Sol, hablando con gente, bailando con las batucadas, siguiendo a la policía a ritmo de Cunga cuando la vemos correr en fila y posicionarse en calle Montera. Todo en un ambiente festivo, pacífico. Subimos hacia Alcalá, divisamos Cibeles cuando nos topamos con la Policía. Sólo nos dejan pasar sin "cartelitos" del 15M. Están claramente protegiendo a los peregrinos que corean a gritos "Viva el Papa!" mientras cenan en el VIPS. Observamos a ciudadanos y ciudadanas indignados por no poder pasar sin el visto bueno de la policía. -"Cuidado porque los peregrinos estos saben que están protegidos y van provocando, pero si les respondes, te detendrán a ti, no a ellos", nos dice una mujer en la calle Alcalá.

Vamos a Tirso de Molina por donde buenamente podemos. En los cines Yelmo Ideal escuchamos que la Policía está cargando en Sol. Damos media vuelta y nos acercamos a calle Carretas. Por primera vez, me asusto al ver tan de cerca a la policía con porra desenfundada dispuesta a golpear. Vemos las lecheras en Jaciento Benavente cortando la calle desde arriba. -"Nos están encerrando", escuchamos. Retrocedo a la altura de calle Cádiz. -"No quiero ni un palo ni medio sobre mí", le digo a Jonás. Perdemos a Carlos. -"Me han encerrado en Sol", nos pone en whatsapp. Nos dirigimos a la calle Mayor. En calle del Correo vemos apostada a la policía. Nos dirigimos hacia las vallas. Preguntamos qué está pasando porque dejan vía libre a las filas indias de gente de amarillo y a nadie más. Nadie puede pasar si no va vestido de amarillo y en fila india. Una chica pregunta si puede pasar porque tiene su bici en Sol. Le prohíben el paso. Nos quedamos todos observando los movimientos totalmente arbitrarios de vallas según si vamos de amarillo o no. Jonás insiste en preguntar por qué no puede pasar el resto de la gente, la plaza está vacía y no parece que haya ningún peligro.

-"Tú, listo, como sigas molestando con tus preguntas, te enteras... de hecho, te vas a enterar".

No le dejan preguntar más. A la primera de cambio se lo llevan al lateral izquierdo de la furgoneta. Le interrogan, le registran, le piden documentación. Una chica me dice que lo que debe hacer él es pedirles la identificación. Le mando un whatsapp: "Pídeles tú la identificación". Nadie lo ve, no hay nadie alrededor ni nada que podamos hacer. Les pregunto a unos chicos con cámara si son periodistas. Me miran con cara de "a mí no me metas en líos". Pasan minutos. No sabemos qué le están pidiendo. Nos sentimos indefensos, impotentes, preocupados y nos entra rabia, ansiedad, muchos nervios.

Lanzo un tweet. "Están deteniendo a @jonascandalija". Me aseguro de que se envía, no había podido en toda la tarde. Tengo poca batería. Inmediatamente después veo con asombro y perplejidad infinita como una fila de peregrinos atraviesa las vallas y se mete en Puerta del Sol pasando por delante de la lechera donde tienen a Jonás retenido.

No doy crédito, ¿nadie ve lo que está pasando?¿de turismo por Puerta del Sol mientras la Poli actúa impunemente delante de las narices de los peregrinos? De un arrebato me cuelo en la fila.

-"Eh, eh, ehhhhhhhh, ¿dónde vas tú, dónde vas, dónde vaaaas?¿Qué no me oyes, o qué? Me agarra fuerte por el brazo y me para. Policía con perilla.

-"Quiero saber qué le estáis haciendo a mi compañero". "No, no puedes pasar, no puedes no puedes". Forcejeo.

-"Que quiero saberlooooooooooooooooooooooooo". Grito e intento escaparme. Me cogen por el cuello y la cabeza, me arrastran contra mi voluntad a la furgoneta policial, me hacen tirarme en el hueco entre el asiento trasero y el delantero.

-"Nada de asiento, al suelo, al sueloooo". Me encierran. Me registran. Me insultan.
-"Qué se ha creído esta pilingui. Registrarla ahora mismo, toda, si hace falta, que venga una mujer que la cachee por si lleva algo encima". Todo esto, a gritos, con insultos, desprecios y expresiones humillantes que me hacen sentir miedo atroz. "Estos, hoy, me matan y nadie se entera".

-"Os voy a denunciar por detención ilegal, ¿de qué se me acusa?". -No estás detenida, sólo estamos identificándote, danos tu DNI". Lo busco, les entrego mi carné profesional de prensa. -"Esto no nos sirve de nada, tu DNI". Me tiran a la cara mi acreditación. -"Soy periodista, que lo sepáis". Me retienen en la furgoneta sin más explicación. Miro a través de la luna izquierda como siguen interrogando a Jonás. Grito fuerte para que me oiga y me vea. Me hacen callar, me empujan y cierran la puerta.

Todo lo demás, pasa tan rápido y es tan humillante que apenas puedo aún dar crédito a lo que nos ha pasado, a todo lo que nos han hecho, nos han dicho, a todo el abuso de poder que han ejercido sobre nosotros. Me sacan y me llevan detrás de la furgona, intento que me vean y que alguien pueda hacer fotos.

No hay nadie mirando, sólo algunos peregrinos pasando por allí. Incluso un grupo está atendiendo las indicaciones de un policía justo enfrente de mí pero ni se inmutan. Puedo ver a una colega de RNE micro en mano entrevistando a otros peregrinos. Intento que me devuelva la mirada, no lo tiene difícil. Pero no hay manera. Me enseñan de malas maneras la supuesta denuncia contra mí.

-"Puedes firmarla o no, da igual". No la firmo, ni me la entregan, ni puedo leerla. -"Te va a costar esto... unos 4.000 euros, o de 4.000 a 600.000". Pienso que como no lo voy a poder pagar, ni me esfuerzo en recordar la cifra. Me dicen que me van a soltar en la calle Mayor.

-"A esta os la lleváis, bien lejos, y se acabó". Me lleno de rabia otra vez. Ni me leen derechos, ni me leen la denuncia, ni me dicen por qué me retienen, ni qué se supone que he hecho. Nada. "Esto no lo voy a dejar así", pienso. Me agarran por los brazos dos tipos y me llevan medio en volandas hacia las vallas de calle Mayor.

De camino les digo que me devuelvan mi turbante, que de un manotazo en la cabeza al meterme en la furgona, a empujones, me lo han quitado.

-"Volvéis a por él y me lo traéis", les digo con mucha rabia.
-"Que te crees tú eso, gilipollas". "Si me insultan impunemente, me amenazan, me humillan, me agreden, pues por lo menos les devuelvo el insulto", pienso.

Me tiran tras las vallas. Corro. Me tiran al suelo, tres o cuatro policías. Me cogen por el cuello, me fuerzan y me ponen los brazos tras la espalda, me ponen la cabeza contra el suelo.

-"Ahora sí que te vamos a detener y a llevar, por insultar a la policía". Me arrastran de nuevo desde esquina de calle Mayor con Sol hasta la furgona, que está a la altura de la calle Correo. Me quejo, me hacen daño, me fuerzan más, me insultan y me gritan.

-"Te duele, eh??, ahora sí que te vas a enterar..." Me hacen mucho daño. Me estampan la cabeza contra la puerta de la furgona, con las manos atrás. Hay otra mujer detenida junto a mí, sentada en el borde de la puerta. Me piden el DNI de nuevo.

-"El bolso se lo han robado sus amigos del 15M". -Posteriormente, mis amigos me confirman que le dijeron a la policía que lo tenían allí con ellos pero no les hicieron caso-.

No dejaron de repetirlo. -"Esos que son tus amiguitos del 15M, te han dejado sin bolso, luego dirás que somos nosotros los que robamos". Sin DNI ni nada, ni ninguna explicación, sólo siguen insultando y hablando entre ellos: "Pues parece que hemos vuelto a tomar la plaza"o "Ya os decía yo que iba a ganar la porra". Cosas así.

-"Luego dirás que nos hemos portado mal contigo, pero para que veas, puedes sentarte, incluso vamos a buscar tu turbante". Así me responden cuando les digo que me han insultado ellos primero y que no he hecho nada más que pedir mi turbante. Se acerca de nuevo el policía de la perilla:

-"Ahora la multa va a ser más gorda, ¿la quieres firmar?". -"No". -"Pues nos da igual otra vez, ahora te dejamos ir y cuidado con lo que dices". Algo así. Yo sólo quiero salir de allí, no puedo más con esa humillación por parte de los cuerpos de seguridad que se supone están para protegerme. Me siento fatal, decepcionada, castigada impunemente, humillada como nunca en mi puta vida.

Salgo de allí y veo a mi amiga Carlota con mi bolsa en la mano. Nos abrazamos. Siento la solidaridad de todo el mundo. Quieren ser testigos, me ayudan, me asesoran, me dan teléfonos, me animan a que denuncie, a que ponga un parte médico por lesiones, a identificar al poli que se ha ensañado bien conmigo. No lo logramos. Se han ido inmediatamente y son relevados por otros que se lavan las manos. Hablo con los compañeros por teléfono.

Gracias Juanlu, Merche, Yolanda, Carlota, Leila y toda la gente que de manera anónima, sin conocerme, me ha apoyado. Confío plenamente en las ciudadanas y ciudadanos que han sentido como yo las patadas morales y físicas de nuestro Estado, Gobierno y cuerpo de Policía. Esto va en serio. Y ahora me tienen plenamente enfrente. Lo juro por mi conciencia, que sigue intacta.

sábado, 6 de agosto de 2011

Perder los papeles



Enrique Dans


Perder los papeles. Perder el sentido de la proporcionalidad en la respuesta, atacar con represión brutal una protesta completamente pacífica. Responder a unas molestias con golpes y sangre. Detener e incomunicar a periodistas que únicamente cumplen con su deber de informar. Perder el sentido común.

“Heridos leves”, interesante eufemismo. El impacto de una porra sobre la cabeza, una brecha sangrante o un hematoma que tarda semanas en curarse. ¿En respuesta a qué? A leves molestias, a pequeños cortes de tráfico, a gritos, a algún insulto – inevitable y que para nada responde al espíritu de la generalidad de los convocados – a la travesura de colgar un cartel de la valla de un ministerio. Violencia policial ante los “indignados” más dignos, más serios y más pacíficos de toda Europa. ¿Policías heridos? A ver, alguna foto: en un sitio lleno de cámaras y teléfonos móviles, nadie ha podido todavía enseñar ninguna fotografía de manifestantes atacando a la policía.

Esto es lo que define todo: políticos que hablan entre sí, y si hay acuerdo para asumir el desgaste, se justifica todo. Se justifica la violencia, los porrazos, el cierre de una plaza durante días… No, el cierre de la plaza y los problemas de los comerciantes no es “culpa” de los indignados, que ya únicamente estaban allí en presencia testimonial y sin molestar a nadie. Es culpa de una respuesta desproporcionada, absurda, totalitaria y sin sentido. Cerrar una plaza para evitar “que gane el otro”, empeñarse en el “no pasarán” y montar una especie de guerra entre policías y ciudadanos es algo que en cualquier democracia civilizada debería dar lugar a ceses fulgurantes. Quien justifica la violencia, los porrazos y la sangre con un “es que ocupan la plaza”, “es que gritan”, “es que cortan el tráfico” o “es que molestan” debería hacerse mirar su sentido de la proporcionalidad. Su sentido común.

Recuérdalo: en un movimiento que demanda cambios de base en la forma en la que se administra la democracia, nunca vas a poder estar de acuerdo en todo. Solo podrás estar de acuerdo, como la gran mayoría de la sociedad española lo está, en que hacen falta cambios, y que la presión social es la única manera de conseguirlos. Sin presión social, ya sabemos lo que pasa. La partitocracia prescinde de las reivindicaciones de los ciudadanos, las fagocita en forma de mensajes electorales vacíos, las deja caer en saco roto o incluso les da la vuelta. No, no vas a estar de acuerdo con TODO lo que piden TODOS los indignados, porque si quieres que sean muchos, algunos de esos muchos tendrán posiciones que no serán como las tuyas. Pero todos quieren – queremos – cambios, y mantener la presión social es la única manera de acercarse a que se consigan. Mantener la presión social implica seguir en la calle, pacíficamente como siempre se ha estado.

La resistencia pacífica y la ausencia total de violencia han caracterizado y dado carta de naturaleza a este movimiento desde su inicio, y así debe seguir siendo. Es fundamental que sea así. Si ha habido sangre, plazas sitiadas, violencia policial y periodistas encarcelados es por culpa de salvajes que ordenan a la policía cargar contra una multitud pacífica. Por culpa de un sistema que ha perdido los papeles. Salvajes que ordenan a la policía que pegue a ciudadanos pacíficos y desarmados, y que después inventan las delirantes razones que supuestamente tuvieron para hacerlo. Si no les obligamos a recuperar los papeles, si no forzamos la actitud, cuando termine su período de marketing y hayamos depositado su ansiada papeleta en la urna, será mucho peor.

Recuerda: #nolesvotes.

Cerrar plazas. Encarcelar periodistas. Pegar a ciudadanos pacíficos. Está claro: han perdido los papeles.


martes, 19 de julio de 2011

Nada que celebrar


Nada que celebrar, como dice el amigo JKAL, pero mucho que recordar, que reivindicar. Todavía, después de tantos años.

Seguimos sin poder pasar página porque aún no la hemos leído. No se reabre ninguna herida, ya que ésta no se cerró completamente. Después de tantos años de esto que llaman democracia…




[Más información]

Público. Debate en el Círculo de Bellas Artes


Público. Asociaciones de memoria recuerdan a las víctimas en el 75 aniversario el inicio del golpe contra la República


Público. La máscara de la religión


Público. Literatura de urgencia desde las trincheras


El País. Madrid aquel 18 de julio de 1936

sábado, 18 de junio de 2011

De izquierdas y sin complejos...

Marisa Peña

La falta de formación política , de conocimientos históricos, de analfabetismo ideológico ha sido la mejor jugada de nuestra transición vigilada. El desprestigio de la izquierda histórica, la que luchó, la que se sacrificó, la que se dejó la piel, la vida, la libertad por defender un mundo sin caciques, sin pobreza extrema, con acceso a la salud y a la educación, ha sido una perfecta jugada. El que no sabe de dónde viene difícilmente sabrá a dónde va."Somos herederos, no meros descendientes",escribía Ortega y Gasset. Yo cuido el único legado que me dejaron los míos: sus ideas y su espíritu de lucha y empatía con los desfavorecidos.

Soy de izquierdas...¿Y? Sin complejos. Al que no le guste ya sabe, pero que no me excluyan.¡Faltaría más! Yo creo en la herencia humanista, ecologista y social , en esa línea que se puede seguir desde muy lejos, en ese camino de baldosas amarillas que me lleva a los primeros que dijeron NO, allá por los tiempos del imperio romano, y al renacimiento, y a la revolución francesa y a la comuna de París, y a la Semana Trágica de Barcelona y a la Asturias minera, y a la Andalucía de señoritos y latifundios, y a la Rusia zarista en la que valía más un buen caballo que la vida de un hombre, y a los jóvenes de las Brigadas Internacionales, y a los partisanos y a la resistencia francesa, y a las cárceles franquistas llenas de hombres y mujeres que dijeron NO. Me siento ligada a todos los que, a riesgo de sus vidas, se negaron a aceptar el sistema y buscaron otras vías. Me siento heredera de aquellos que se equivocaron, que se vieron desbordados, diezmados, avasallados y engullidos por maquinarias de estado que ni siquiera podían comprender.

Ahora hay que pedir perdón por haber leído a Marx, o a Bakunin, o a Gorki, o a Bretch, o a Neruda...Siempre te sale el listo que todo lo sabe hablándote de los horrores de Stalin, como si una no estuviera radicalmente en contra de ellos y de cualquier totalitarismo salvaje y dogmático. Como si el mundo feliz que nos han vendido durante décadas fuera el único modelo, cuando millones de seres humanos malviven cada día sin esperanza. Así que a mí que me dejen ser lo que me dé la gana, y que no me digan que es mejor decir clase trabajadora o asalariados, o evitar los símbolos trasnochados de la revolución obrera para que quepamos todos. Yo ya sé dónde quepo y dónde quiero estar, y no me avergüenza. Los que han prostituido las ideas que yo profeso y me hacen sentirme honesta conmigo misma, los que se nutrieron en sopa de convento y luego se pusieron la chaqueta de pana y se dejaron la melena al viento mientras planeaban como hacer pequeños cambios para que nada cambiara, los que se apuntaron a las filas de la insurrección para sacar tajada y llegados de la nada ideológica alcanzaron las más altas simas de la miseria "democrática", esos que se avergüencen, yo no.

martes, 14 de junio de 2011

Investidura de Julio Setién, que repite como alcalde de San Fernando de Henares

Julio Setién, Alcalde de San Fernando de Henares




Manuel González Rojo, portavoz del Grupo Municipal del PSOE

Eusebio González Castilla, portavoz del Grupo Municipal de PP


Cayo Lara, Coordinador general de Izquierda Unida


Julio Setién revalida su cargo al frente del ayuntamiento de San Fernando de Henares apoyando al movimiento 15M y sus asambleas populares.

Julio Setién, de Izquierda Unida, fue elegido Alcalde de San Fernando de Henares en el pleno de constitución del ayuntamiento, celebrado el pasado sábado.

Setién fue nombrado Alcalde con los diez votos de Izquierda Unida, la abstención de los tres del PSOE y los ocho votos a su candidato del PP.

Javier Blanco, portavoz del recién constituído equipo de gobierno, hizo alusión a las asambleas populares que se están celebrando en el municipio como parte de las movilizaciones del 15 M, “un movimiento precioso que está surgiendo y que tanta abstención y votos nulos han ocasionado en estas elecciones” y recalcó que “habrá que profundizar y potenciar estas iniciativas”.

El alcalde agradeció “la vigilancia del movimiento asambleario del municipio, que será parte esencial de la democracia de este país, una bocanada de aire fresco en este ambiente asfixiante que venimos sufriendo desde hace ya tiempo”.

Para Setién, el crimen más detestable y condenable de un político es el de la corrupción. Y contrariamente a lo que hacen todos los políticos, asegura que “no prometeré nunca nada; las cosas se hacen o no, pero no se prometen”.

Después de recordar los objetivos para la próxima legislatura, hizo una defensa de los trabajadores de las empresas de la zona que están en dificultades, como los 168 trabajadores de Continental o los de Iveco. En este municipio hay 3.375 vecinos sin empleo, lo que constituye, en palabras de Setién, la prioridad de este ayuntamiento.

Recalcó la extensión de los servicios públicos, “orgullo de nuestro pueblo” y su satisfacción por ver la plaza de España prácticamente terminada y la emoción que ha percibido en algunos vecinos al contemplarla.

Pidió la colaboración y el consenso de las otras fuerzas políticas en beneficio de la ciudad, así como la colaboración crítica de las asociaciones y colectivos del pueblo.

Por último, aseguró que “seré el alcalde de todos, de los que me han votado y de los que no; trabajaré para que ese futuro sea el mejor para todos los vecinos de San Fernando de Henares”.

Al acto asistió Cayo Lara, coordinador general de Izquierda Unida.

La composición de la Corporación Municipal quedó así:

Grupo Municipal de Izquierda Unida:

Julio Setién Martínez (Alcalde)
Ángel Moreno García (Portavoz adjunto)
Laura Bedoya Ortuño
Miguel Ángel Escudero Barajas
Antonia Arenas Laserna
Lourdes Castellanos Alcázar
Alberto López Cabrera
Jesús Antonio Calderón Collado
Isabel Rodríguez Tobaruela
Javier Blanco Morales (Portavoz)

Grupo Municipal del Partido Popular:

Eusebio González Castilla (Portavoz)
María José Barceló Calvo
José Carlos Nieto Díaz
Manuel Núñez Malvar
Ana Melara Machuca
Jesús Silvestre Maqueda
Enrique Pantoja Bermejo
Isabel María Soriano Santos


Grupo Municipal del Partido Socialista Obrero Español:

Manuel González Rojo (Portavoz)
Francisco Javier Corpa Rubio
Carmen Muñoz Paredes

lunes, 30 de mayo de 2011

El mundo nos está mirando. Por fin tomamos la calle






Hace apenas un mes yo decía aquí, irónicamente, que no era cierto que hubiera 5 millones de parados, ni que los precios estuvieran por las nubes, porque de otra manera no se entendía que estuviéramos tan callados.

Pues bien, se ha hecho esperar pero ya está aquí. La protesta está en cada una de las ciudades españolas, en cada una de las plazas. Y ahora también asambleas en cada municipio, en cada barrio. Acercando la democracia a los vecinos, sin esperar cuatro años para involucrarse en los problemas y participar en las soluciones.

Hace muy poco apenas tenía esperanzas de que los españoles pudieran movilizarse, como lo estaban haciendo en otros países de Europa y del norte de África.

Ahora sé que es posible cambiar la actual situación que venimos sufriendo en nuestro país.

La manifestación del pasado 15 de mayo me convenció de que un cambio era posible, de que la democracia secuestrada que tenemos en la actualidad podría convertirse, no sin esfuerzo y sacrificios, en una democracia real. Y que el régimen de Juan Carlos de Borbón podría estar tocando a su fin. No será nada fácil, enfrente tenemos a los poderes económicos, sindicales y políticos que han venido conviviendo con esta situación desde la muerte del dictador y la vergonzosa transición que nos hicieron aceptar como ejemplar.

La lucha que llevan los compañeros que acampan en la puerta del Sol de Madrid y de otros lugares me emociona y me hace ser muy optimista. Creo que ahora es posible dar un giro a esta situación en nuestro país.

Ningún desalojo, como el que se produjo en la Puerta del Sol de Madrid el pasado 16 de mayo o como el del pasado 27 de mayo en la Plaza de Cataluña, en Barcelona, donde la represión ha sido brutal e injustificada, podrá detener esta ola de indignación y de protestas, al contrario, cada vez contará con más apoyos, con más solidaridad.

Las autoridades no han entendido el mensaje. Esto no parará hasta que haya una democracia real, auténtica. No somos mercancía en manos de políticos y banqueros.

El mundo nos está mirando. Y en muchos lugares nos apoyan y nos imitan. Ya nada será igual.



Más información:


Más imágenes de la manifestación del 15M

Más imágenes de la acampada en Sol

Las ideas propuestas en Sol

Apoyo de Eduard Punset

Lección de civismo de los acampados en Sol

Carlos Taibo habla para los manifestantes en Sol

Video resúmen de Democracia Real Ya


Consideraciones sobre la manifestación del 15M, por Enrique Dans


Antisistemas del mayo del 2011, por Juan Carlos Escudier

Desalojo en Plaza de Cataluña