viernes, 9 de enero de 2009

Vistas de Madrid desde la azotea del Círculo de Bellas Artes










Ayer estuve en la azotea del Círculo de Bellas Artes viendo los tejados de Madrid desde este lugar privilegiado. Era el último día de las jornadas de puertas abiertas, así que a pesar del frio tan intenso que hacía me fui a hacer estas fotos. La mañana era muy gris y muy fría, con poca luz y neblina, pero creo que valía la pena hacer las fotos para compartirlas con todos vosotros.
No imaginaba que hoy iba a caer esta nevada tan intensa que estoy viendo desde la ventana.

5 comentarios:

ernesto51 dijo...

Casi coincidimos allí, lo tenía previsto pero a última hora me fue imposible pasar, y también había planeado tomar fotografías. Así que gracias por haberlo hecho tu, al menos las disfruto.

En esas coincidencias que suelen darse, tal vez si estemos ambos el domingo por la mañana en la concentración de Cibeles.

Clares dijo...

Qué preciosas fotos, qué noble se ve la ciudad. Y hoy nieva... Aquí, por los montes también ha caído nieve, una cosa no demasiado frecuente, y hace un frío que no quiero ni nombrarlo, que me dan tiritonas. Esto es inhumano para gente poco acostumbrada. No me asomo ni a la calle, una vez vuelta del trabajo. Oye, ¿y qué tal el ministro?

Eusebio dijo...

De nada, Ernesto, es un placer compartir con vosotros.
A ver si nos vemos el domingo.
Un abrazo.

Gracias, Clares, desde arriba se ve diferente, sin prisas, todo parece tranquilo... hasta que bajas.
Luego subiré algunas fotos de la nieve en mi barrio.
¿El ministro? supongo que bien, para los ministros no hay crisis económica.
No pudo recibir a mis compañeros de la Plataforma, lo hizo el Director General del Libro, Archivos y Bibliotecas, Rogelio Blanco.
Luego subiré la crónica de la reunión.
Un abrazo.

Luis Ángel Zas Rodríguez 2008 dijo...

Es una suerte subir ahí arriba con una cámara y ver cuando de POBLACHÓN tiene el apretado caserío del viejo Madrid que esconde la gran ciudad.

Un saludo.

Eusebio dijo...

Es muy recomendable subir, Luis Ángel, y ver los contrastes que hay entre los diferentes tejados de la ciudad.
Un abrazo.