miércoles, 1 de octubre de 2008

Vacas flacas

Nos ha tocado vivir una época de crisis económica. El sistema capitalista se resiente y, en situaciones así, en todos los países se toman medidas para que las dificultades económicas no se dejen sentir demasiado. En España, también.

Como siempre, lo primero, que no se suban los sueldos a los trabajadores. Luego, congelación del sueldo de los funcionarios y los altos cargos.
Realmente es una situación que afecta , en mayor o menor medida, a todos…

¡¿A todos?!

No.

Hay una familia de españoles que no nota la crisis ni ven su sueldo congelado como cualquier vulgar funcionario. Para ellos las dificultades económicas no existen. Viven a cuerpo de rey.
Me gustaría que mi familia viviese también así, pero no es posible, eso está reservado a unos pocos elegidos… ¿elegidos?

2 comentarios:

Clares dijo...

Ya ves, es lo de siempre. Lo decimos y lo decimos una y otra vez, porque lo sabemos, que al final todos los desmanes los pagan los de siempre. Los otros no se ven afectados nunca. Incluso si se hunden, tienen la facultad única de volver a salir a flote. Eso ocurrió en el 29, porque en realidad los que se suicidaron fueron unos pocos. Los demás recompusieron sus fortunas. En "El filo de la navaja" de Maugham se cuenta uno de esos casos "dramáticos". Y lo de la famillia, la que sube sus emolumentos, no tiene nombre. Podrían dar ejemplo, pero lo mejor sería que se retiraran discretamente. Tienen dinero de sobra para hacerlo.

Eusebio dijo...

Pues si, Clares, la gente que tiene tantísimo dinero están acostumbrados a que "socialicen" sus pérdidas, pero cuando se hinchan a ganar pasta no dicen nada.
Espero que la III República ponga fin pronto a los privilegios de la familia.
Un abrazo.