sábado, 11 de octubre de 2008

Mañana, ¡nada que celebrar!, como Rajoy

Hoy me ha tranquilizado saber que el jefe de la derecha española piensa en la intimidad que el desfile de las Fuerzas Armadas es un coñazo. En eso estamos de acuerdo. A mi ya no se me ponen los pelos como escarpias cuando oigo el himno nacional, ni me entra el "ardor guerrero vibra en nuestras voces y de amor patrio henchido el corazón..." (¡hay que ver el daño que hace el ejército en las cabezas, todavía me acuerdo del dichoso himno. Y han pasado más de 30 años!)

2 comentarios:

Clares dijo...

Hola, Eusebio. Acabo de volver de muy cerca de tu tierra. Me ha parecido una zona preciosa y he disfrutado mucho.
Aparte esto, cómo se le ha visto el plumero al patriota de don mariano, ¿eh? Lo de siempre, de qué nos vamos a pasmar. Yo estoy de acuerdo contigo totalmente. Por suerte, por ser mujer, no hice la mili, lo que no me impide tener horror a los ejércitos y a todo acto de exaltación militar. Soy pacifista por convicción y por naturaleza. Respecto a los himnos nacionales, ya se sabe, son el reflejo del grupo "belicoso" en contra del resto del mundo.

Eusebio dijo...

Me alegro mucho de que te lo hayas pasado bien por esta zona.
Pensándolo bien, casi mejor que no te hayas pasado por este pueblo, ya que hemos tenido avalancha de agua y lo hubieras pasado mal.