jueves, 25 de septiembre de 2008

Agua



La mayoría de nosotros confiamos demasiado en los cuartos trasteros. Ahí vamos almacenando de todo, ropa, fotografías acumuladas durante años, herramientas, calzado, papeles, apuntes de estudios, pinturas, libros, documentos de diversa importancia...
Muchas veces olvidamos que suele ser una de las dependencias más vulnerables de la casa. Y así pasa luego, que viene una riada y se lo lleva todo. Nuestras pertenencias y nuestros recuerdos.
El agua se lleva parte de nuestra memoria.
Pero no hay que quejarse demasiado, por lo menos no hemos sufrido ningún daño fisico, ninguna desgracia.
El agua no respeta nada, ¿o deberíamos decir que somos nosotros los que no respetamos el camino natural del agua?
Las explicaciones y las responsabilidades vendrán después... con un poco de suerte.

5 comentarios:

Clares dijo...

Esto es una muestra más de las muchas cosas que no respetamos, por codicia, por inercia o porque el mundo va haciéndonos así. En Murcia, hace años, una riada bestial se llevó en Puerto Lumbreras todas las casas que se habían construido... en una rambla. También a las personas que vivían dentro, claro. Pero no eran los más pudientes los que habían hecho sus viviendas allí, sino la gente más humilde del pueblo. ¿Tendrá esto alguna relación?

Valzarest dijo...

ains.... una y otra vez el hombre se interpone en el curso de la naturaleza y no nos podemos quejar si nos llega el agua de un río cuyo cauce hemos ocupado (como en tantos casos hemos visto).
Por suerte, mi calle se ha librado, pero justo la de abajo, la av.Irún ha quedado hecha una pena! no me lo podía creer, y eso que la tengo a 10 metros de mi casa, que lástima, menos mal que no tenemos que lamentar muertes, aunque se haya llevado el agua muchos recuerdos... haremos más!!

Ummmm... muy recomendable la peli del Ché, es tremenda, ya queda menos para la segunda parte ^__^

Eusebio dijo...

Creo que estas cosas, por desgracia, seguirán pasando, Clares. En este caso ha habido una víctima y muchísimos daños materiales, tanto en infraviviendas, sin ningún permiso de construcción, como en casas que gozaban de todas las licencias.
Gracias por tu visita, Clares.

Pues tienes razón,Valzarest, ahora sólo espero que se tomen medidas para que esto no vuelva a ocurrir nunca más. Yo vivo justo en la Avda. de Irún, una de las zonas más afectadas.
Gracias por la recomendación, aún no he ido a verla pero todo el mundo dice que la peli está muy bien.
Nos vemos por el barrio. Un abrazo.

Luis Ángel Zas Rodríguez 2008 dijo...

Sí creo que seguirán pasando si no se acometen importantes obras de mejora y refuerzo de la red de colectores existentes con otros de nuevo trazado, que recojan en la zona del Bº de La Cañada -Santiago el caudal eventual, que hemos visto puede llegar a tener el arroyo de El Esparragal, sobre cuyo antiguo cauce se asienta actualmente la urbanización COPASA.
Un grave error del planeamiento municipal de San Fernando en la década de 1970, no haber dejado el corredor de este antiguo cauce como zona verde, como así ocurre en parte con el tramo del mismo que hoy queda dentro del parque Dolores Ibarruri.

Eusebio dijo...

Exacto, Luis Ángel, cuando prima el dinero o la especulación luego ocurren estas cosas. El agua vuelve a su sitio, por su cauce, y se lleva todo por delante y tú sabes de sobra que cuando se diseña una ciudad eso se debe tener en cuenta.
Gracias por tus aportaciones,