lunes, 8 de diciembre de 2008

La República de los maestros


www.Tu.tv


He visto este estupendo documental en el blog del amigo Armando, de Olvida tu equipaje, y me gustaría compartirlo con todos vosotros, especialmente con las maestras que habitualmente siguen este blog (Marisa y Clares, por ejemplo, entre otras)

5 comentarios:

olvidatuequipaje dijo...

Pues me alegro muchísimo de que lo hayas visto. Se habla mucho de Memoria Histórica y está muy bien, de la Guerra Civil, pero no nos damos muchas veces cuenta de que hay un tema decisivo en todo esto, y es que la Constitución de la República negaba a los curas el privilegio del comercio, la industria y la ENSEÑANZA, y esa es la madre del cordero de muchímas cosas que han ocurrido después; sin ir más lejos: la Guerra Civil Española, donde los poderes, aleccionados por la iglesia (por otro lado, colaboracionistas, no lo olvides , con el régimen nazi) reaccionan por las armas contra la nueva realidad establecida democráticamente. La iglesia no es que apoyase el levantamiento de Franco, es que fue una parte de él.
En este país, hasta que no entre verdaderamente la Ilustración (siglo XVIII; ya llevamos tres siglos de retraso), seguiremos dando vueltas a temas sencillos de resolver, y que por los intereses de pocos se niegan a la inmensa mayoría.

Un abrazo, amigo,
A.

Clares dijo...

Gracias, Eusebio, por el documental. Mañana me lo ceo, que ahora es tarde y a las siete tengo que estar corrigiendo los últimos exámenes y después ejerciendo de maestra. Un abrazo. Mañana te comento lo que me parece, que será bueno, seguro.

Fernando Manero dijo...

Es un video que debiera ser de visión obligada, para que todo el mundo se diera de lo que es la dignificación de la enseñanza pública en libertad

marisa dijo...

Eusebio, amigo mío, llevo llorando ... Ay es que yo con este tema me pongo muy sensible ya sabes. Es una pasada. Gracias , como siempre. Un abrazo.
Pd. a veces entro con una cuenta y a veces co otra,pero soy la de siempre, no te creas,je, je

Eusebio dijo...

Tienes mucha razón, Armando, gracias, amigo.

Pues nada, Clares, espero tu opinión con mucho interés.

Pues si, Fernando, vosotros, los que os dedicais a la educación, lo sabéis mejor que nadie. Gracias.

Por favor, Marisa, querida, no me llores porque me contagias y vamos a dejar los teclados del ordenador empapados.
Me alegro de que te guste.
De todas formas hay que agradecerselo al amigo Armando, otro profe luchador.

Gracias a todos, amigos.