sábado, 5 de julio de 2008

Liberación o rescate

Lo importante, podría pensarse, es que Ingrid Betancourt y sus compañeros de cautiverio, incluídos los tres norteamericanos (contratistas les llaman ahora), están libres.
Pero en esta historia hay muchas cosas que no me cuadran. Primero nos decían que a la pobre Ingrid la quedaban pocas horas de vida, mostrándonos una imágen lamentable de deterioro físico. Y cuando la vimos con el resto de secuestrados en el aeropuerto la imágen era completamente diferente, muy repuesta y con un aspecto muy mejorado.
Después hemos sabido que podría heberse pagado un rescate o, incluso, que podía haber sido una puesta en libertad por parte de los guerrilleros de las FARC abortada por el ejercito colombiano en el último momento.
Supongo que en unos días se irá sabiendo todo. Pero, claro, habrá que acudir a fuentes diferentes a las del ejército o gobierno colombiano y sus amigos norteamericanos e israelíes.