lunes, 14 de julio de 2008

Ahora le toca el turno a El Molar

Después de los recientes casos de corrupción policial de Coslada, Torrejón de Ardoz y Aeropuerto de Barajas, ahora le toca a El Molar (Madrid).
No va mal la cosa; no es malo que haya este tipo de noticias. Lo preocupante sería al revés, que hubiera noticias de que la policía está de parte de la ley y cumple con su obligación. Cuando esto ocurra significará que la corrupción y el delito se han generalizado dentro de la policía y ya no es noticiable.