viernes, 2 de noviembre de 2012

Homenaje a la hermana mayor


 Aquí está Pilar en segundo plano, al fondo, observándonos a todos, nunca quiere ser la protagonista, aunque para todos nosotros está muy presente en nuestros corazones. Gracias por ser como eres, guapa.




El pasado 20 de octubre los Gómez tuvimos reunión familiar. La razón del encuentro fue homenajear a nuestra hermana mayor, Pili, que para los más pequeños de los hermanos se portó siempre como una segunda madre, con una gran generosidad.

Siempre tenía para nosotros un consejo, una observación, una sugerencia. La suya siempre ha sido una verdadera “casa de acogida”, en el sentido más literal de la palabra. Por su pequeño piso de San Blas hemos pasado algunos de los hermanos, sus hijos, nietos, bisnietos… siempre preocupándose de todo el mundo. Ha estado pendiente muchos años de algunas de sus nietas. Y de sus hijos, siempre que lo han necesitado.

Para ella, también para mi cuñado Pablo, fue una bonita sorpresa, no se lo esperaba; siempre dice que hace lo que tiene que hacer; siempre con una sonrisa en su cara, con un semblante relajado. Para ella es normal todo lo que hace, pero yo, sinceramente, no conozco muchas mujeres como ella.

Aprovecho para escribir esto porque sé que ella no lo va a leer. Nunca me permitiría decirle tantas cosas; ayer cuando empecé a explicarle las razones de la fiesta no me dejó terminar, estaba emocionada y agradecida y no paraba de mirarnos a todos con ese semblante tranquilo del que siempre hace gala. Estaba encantada viéndonos a todos, especialmente a los más pequeñajos.

Aparte de este reconocimiento a la hermana mayor, también sirvió como excusa para el reencuentro entre primos que no se ven demasiado. Los pequeños se lo pasaron muy bien y a los mayores nos quedó muy claro que lo tenemos que repetir sin que pase demasiado tiempo.

El encuentro tuvo lugar en el Vagón del ALBATROS TEX-MEX, en Mejorada del Campo, y la música corrió a cargo de Mdjradio Trespuntocero Buena Musica.

¡Se me olvidaba!, qué cabeza... eso es por escribir a las tantas de la noche  ...que esta reunión/homenaje de los Gómez es también para animar un poco a nuestro anfitrión, Antonio; son malas rachas que pasan. ¡Ánimo, hermanito!  ...Es que si no lo digo, Marisa me cuelga. 


[Más info]