martes, 13 de noviembre de 2012

Con el pueblo Saharaui


Crónica de una manifestación anunciada

Las nubes y el frío no pudieron con la fuerza y la ilusión de miles de personas que recorrieron las calles de Madrid al grito de un SAHARA LIBRE.
Con ellos también estaba el Bubisher y una de sus más preciadas joyas: La poesía del gran escritor saharaui Limam Boisha.
La lucha por la libertad del pueblo saharaui tiene muchos camino y nosotros hemos elegido el camino de las palabras, de la poesía, de la cultura. El Bubischer, editando “Ritos de jaima”, quiere contribuir a esa lucha justa del pueblo saharaui.
Eran las 11:ooh de la mañana cuando el equipo bubishero madrileño hacia acto de presencia en la calle Atocha. Mesa de campig, maletas llenas de libros, melfas, bandera saharaui…y muchas ganas de lanzar la buena nueva.
Estaban perfectamente organizados: el fotógrafo, el tesorero, las promotoras, las relaciones públicas y ¡cómo no! EL AUTOR, bolígrafo en mano.

 ¿Conoce el proyecto?, ¿Conoce el libro? ¿Sabe que significa Bubisher?… Las preguntas iban y venían para difundir y comunicar este gran proyecto nuestro.
Mucha gente se acercaba preguntando si Limam era el poeta que había hablado en Radio 3, muchos otros decían conocer el proyecto, pero la crisis no les había dejado ni un céntimo para comprar el libro, aunque lo desearan.
Todo esto ocurría al principio de la  manifestación. La gente empezó a marchar por la calle y el pequeño stand formado por los bubisheros también se trasladó a la plaza del Ministerio de Exteriores donde, con música de Mariem Hassan como fondo,  se iba a leer un comunicado.
A esa hora, el boca a boca  había difundido la noticia de que Limam Boisha firmaba su libro “Ritos de jaima”, y fue un sin parar de gente interesada en adquirir el libro y en preguntar por el proyecto.
Limam, con su amabilidad y dulzura cautivó a todos, no se cansaba de firmar y dar las gracias. Y nosotros estábamos felices viendo cómo la cultura era reconocida como arma potente en la lucha por la libertad.
Finalmente, los besos , los abrazos, las gracias y la satisfacción del trabajo realizado despedían a los amigos hasta la próxima reunión.






[Más imágenes]