miércoles, 29 de febrero de 2012

Por ti, por mí… por la Profesión. Manifiesto en defensa de las bibliotecas y los bibliotecarios

La Plataforma para la creación del Colegio Profesional de Archiveros, Bibliotecarios y Documentalistas (Plataforma COABDM), ante los últimos acontecimientos en torno al sistema bibliotecario de la ciudad de Madrid manifiesta:

- Que el derecho a la información es una condición fundamental para el desarrollo de la democracia, así como para que los ciudadanos puedan pensar, opinar y actuar libremente.

- Que las Bibliotecas son imprescindibles en la Sociedad de la Información actual, puesto que son las garantes del derecho de los ciudadanos a informarse y crear un pensamiento crítico.

- Que apoya sin matices el “Manifiesto de la UNESCO en favor de las Bibliotecas Públicas”, en el que se escribe, entre otras cosas:

El bibliotecario es un intermediario activo entre los usuarios y los recursos. Es indispensable su formación permanente para que pueda ofrecer servicios adecuados. Habrán de establecerse programas de extensión y de formación del usuario con objeto de ayudarles a sacar provecho de todos los recursos.

- Que los Archiveros, Bibliotecarios, Documentalistas y Gestores de la Información garantizan el derecho de acceso a la información de una forma adecuada, facilitando la educación, la formación y la transmisión del conocimiento, lo que hace que sean un Servicio fundamental a la Sociedad.

- Que respeta enormemente la labor de los miles de voluntarios que realizan su tarea en España, sin excepción alguna, y les agradece el beneficio que reportan a la sociedad.

Solicita:

- Que se reconozcan públicamente los valores sociales que la gestión de información tiene para la sociedad en su conjunto.

- Que se valore la profesión de archivero, bibliotecario y documentalista como se merece y se deje de estigmatizar y devaluar su función, que no es otra que la de ofrecer el mejor servicio de organización y recuperación de información, con los beneficios que ello representa.

- Que se valore y se entienda que los Archiveros, Bibliotecarios, Documentalistas y Gestores de la Información, no son un gasto improductivo sino una auténtica inversión, ya que gracias a la gran labor y esfuerzo que realizan, tanto en empresas públicas como privadas, ahorran gran cantidad de recursos financieros al tener la información y documentación adecuadamente tratada, gestionada y organizada.

- Que se paren los procesos abiertos de regulación de empleos en los servicios documentales, públicos y privados, ya que propician una bajada en la calidad en la prestación de servicios de información que creemos inaceptable.

- Que se restituya la Dirección General de la Biblioteca Nacional de España, puesto que al ser suprimida, se eliminó de raíz el prestigio de una de las mejores instituciones culturales que tiene este país.

- Que las Bibliotecas Públicas ofrezcan un servicio de calidad como lo han estado prestando hasta ahora, con personal formado y cualificado, por lo que rechazamos el uso de voluntarios para cubrir posibles funciones de trabajadores asalariados.