domingo, 8 de noviembre de 2009

Todos no son iguales

Kalvellido & Patri Jimeno

No todos son iguales, faltaría más. Los de la imagen deben ser minoría, al menos eso espero.

Los políticos honrados, los que de verdad representan al pueblo, que no se sientan aludidos, que se aparten de esta imagen negativa para la democracia, pero que refleja, hoy por hoy, el escándalo que se está dando en multitud de instituciones. Y que denuncien a sus compañeros, si es que conocen los chanchullos en los que están metidos; ya sé que es algo tremendamente ingenuo pero a lo mejor alguien se anima. El pueblo se lo agradecerá.

Los que utilizan la política para enriquecerse deberían saber que les espera la cárcel. Y lo que esperamos los ciudadanos es que las investigaciones sean lo suficientemente rápidas y efectivas como para que los ladrones devuelvan el dinero de los contribuyentes y no se les permita nunca más ir en las listas electorales de ningún partido político.

2 comentarios:

Clares dijo...

Pues eso sería muy de desear, pero yo, como tú, lo veo bastante difícil. Estaría bien que los políticos honrados se apartarán de los chorizos y estos se encontraran con el vacío social en torno suyo y la cárcel como horizonte. Todavía hay que tener un poco de esperanza, ¿no?

Eusebio dijo...

Pues si, Clares, debemos tener esperanza porque de lo contrario apañados vamos. Supongo que totalmente no se va a eliminar, siempre que haya dinero de por medio habrá chorizos dispuestos a coger algo (o mucho, como estamos viendo).
Un abrazo