viernes, 27 de junio de 2008

El hiyab de Bibiana



Espero que la ministra Aído aprenda de esta lección de intolerancia. Se lo dedico con afecto.

7 comentarios:

Clares dijo...

Hola, esta es la primera vez que entro en tu blog, viniendo de otro donde dejaste un comentario. Me ha gustado mucho el estilo y las cosas que dices. Si no te importa, lo enlazaré en el mío. Saludos

Clares dijo...

Aparte lo que te he dicho antes, quiero hacer un breve comentario a este vídeo. Es completamente cierta esa variopinta composición libre de las vestimentas entre los jóvenes, pero si te das cuenta, responde a la más o menos libre decisión personal. Tienen el significado de adscribirse a una moda, no a una ideología, aunque digamos que en el fondo late alguna. Pero el hiyab se impone de una manera coercitiva, en algunos casos, o de una manera estructural, a las mujeres, y sólo a las mujeres. No es que cada mujer elija si cubrirá su pelo con sombrero, gorra, pañuelo o bandana, o lo que sea, es que tiene que ser así y no de otro modo. Los uniformes son para identificar a los de una misma institución o grupo: ejército, iglesia, colegio, etc. El pañuelo avisa de la pertenencia a un grupo separado de la sociedad: las mujeres. No soy partidaria de lo que hace la profesora con esta niña. Tiene que ser la niña la que tome conciencia mediante la educación y el ambiente. Pero tampoco considero acertado el razonamiento de este vídeo, que me parece algo demagógico.

Eusebio dijo...

Gracias por tus comentarios, Clares. Por supuesto que no me importa que lo enlaces con el tuyo, será un placer.
En cuanto al tema del vídeo te diré que yo no lo veo demagógico (por eso lo colgué), creo que cualquier persona debe ser libre para vestir como quiera. A lo mejor si nos olvidaramos de la connotación religiosa lo veríamos de otro modo. A mi personalmente me da lo mismo que una persona asista a clase o a la biblioteca con hiyab, con gorro de lana o con un crucifijo colgado del cuello. No practico ninguna religión (aunque de pequeño me pegaron muchas veces porque no me aprendía el catecismo. Es que ya soy muy mayor...) y no me siento incómodo viendo simbolos religiosos en personas de mi entorno.
Otra cosa es ver esos símbolos colgados de la pared de centros educativos y culturales públicos, y aquí en España de eso sabemos mucho. Y eso que nuestro país no tiene una religión oficial.
Un saludo

Clares dijo...

Bueno, yo también soy mayor, lo que es raro en la red, aunque cada vez más frecuente. Por eso precisamente, porque como mujer he vivido imposiciones que no lo parecían, que incluso yo aceptaba creyendo que era libre, pero que pertenecían al "uniforme" -físico y moral- para identificarme como perteneciente al grupo, más el hecho de haber vivido en Marruecos, me hace distinguir muy bien estas cosas. Lo que yo digo es que no se puede rechazar a quien lo lleve ni obligarle a quitárselo, pero que hay que ser muy conscientes de lo que significa. Podrás comprender que he tenido alumnas con velo y no me he sentido mal, y ahora tengo alumnos y alumnas como los que salen en el video, y me da igual, como a ti. Lo otro es lo importante, saber qué significa y si se puede hacer que las chicas tomen conciencia de ello.
Pues nada, me gusta tu blog y te enlazo.

Eusebio dijo...

De acuerdo, Clares, te entiendo perfectamente.
Y gracias por el enlace.

Un abrazo.

Valzarest dijo...

ummmmmm...... no sabría que opinar acerca de este corto!
se me vienen tantas cosas a la cabeza, que me siento incapaz de comentarlas, pues incluso yo misma puedo malinterpretar lo que quiero decir!
uffff.....eso sí... algo radicales las palabras de la profesora, creo que el tema se podría haber afrontado de otra manera diferente.

Eusebio dijo...

Ánimo, chica, seguro que tienes una opinión muy interesante para compartir.